Opinión

Alegato contra una «OTAN Económica”

Con el beneplácito de Barack Obama, la zona de libre cambio transatlántica podría ver la luz de aquí a dos años. Sin embargo, existen al menos cuatro buenas razones para que Europa no participe en el proyecto