Opinión

Doña Vilma y CIA NO se equivoquen

(Por Tomás Borge) Quienes absuelven a Somoza –o minimizan su terror– y afirman con inaudito cinismo que el actual gobierno sin torturados, sin presos, sin voces silenciadas, es peor que el de Somoza, reflejan mala fe, odio, una intención retorcida y ambiciosa, así como una tristísima frustración