Opinión

El diálogo no es de una campana sino de todo los campanarios

Bandera de Nicaragua

Se ha erigido un fetichismo con esto del diálogo, entre el Gobierno de Unidad y Reconciliación, GRUN, y la Iglesia Católica, como si el país estuviera en ruinas y el solo sentarse a la mesa con actores sobrenaturales “salvaría” a la nación de pagar las primeras facturas del Juicio Final