Salud

El Colágeno y sus verdades

El ser humano completa la alimentación con suplementos que en algunos casos son necesarios

algunas-verdades-ocultas-sobre-colageno-piel-L-y41kAj
El Colágeno y sus verdades |

Oliverio Celaya |

El colágeno ocupa ahora cintillos en las publicaciones médicas, y alerta a muchos expertos en cuanto a sus conocimientos, por lo tanto se convierte en una curiosidad, que por cierto la mayoría de las personas desconocen.

Es probable que hayas visto colágeno anunciado en alimentos, cremas para la piel, pastillas o polvos.

Este nutriente es elogiado en los recientes años por ser importante para un cuerpo sano y vibrante. Aunque no hay nada nuevo sobre el colágeno.

Lo has estado produciendo toda tu vida. Es un tipo de proteína que se encuentra en los músculos, huesos, tendones, ligamentos, órganos, vasos sanguíneos, revestimiento intestinal de la piel y otros tejidos conectivos.

De hecho, la mayor parte de la proteína en tu cuerpo es el colágeno. Entonces, ¿por qué se vende el colágeno en los estantes de las tiendas? ¿Es algo que deberías estar comprando? No necesariamente. Primero, considera si tu cuerpo está produciendo suficiente colágeno por sí solo.

Ningún análisis de sangre puede determinar o medir la cantidad de colágeno en tu cuerpo, pero puedes saber cuándo tu cuerpo no tiene suficiente.

A medida que envejeces, tu cuerpo naturalmente comienza a producir menos colágeno. La ralentización comienza en la mitad de su vida hasta los 20 años y causa una variedad de afecciones que generalmente aceptamos como parte de la edad.

Tal afectación incluye que La piel pierde elasticidad y comienza a formar arrugas y las heridas tienden a curarse más lentamente.

Por demás, también tiene que ver con  Los tendones y los ligamentos que se vuelven rígidos y empiezas a perder tu flexibilidad. Además, está que la masa muscular disminuye y te vuelves más débil.

 El cartílago se desgasta y desarrollas dolor en las articulaciones u osteoartritis.  El revestimiento intestinal se adelgaza y comienzas a experimentar más problemas de digestión.

Además del envejecimiento, una de las principales razones por las que no obtienes suficiente colágeno es una mala alimentación.

Tu cuerpo no puede producir colágeno si no tiene los elementos necesarios, en particular, los aminoácidos y los nutrientes para procesarlos. Entonces, ¿cómo tu cuerpo produce colágeno? Para producir colágeno, o cualquier proteína, tu cuerpo debe combinar aminoácidos. Puedes obtener aminoácidos comiendo y digiriendo alimentos ricos en proteínas.

Esto incluye carne, frijoles y productos lácteos. De esa manera, tu cuerpo puede reutilizar los aminoácidos en colágeno.

Durante este proceso, tu cuerpo utiliza vitaminas y minerales, en particular, vitamina C, zinc y cobre. Estos nutrientes son parte de una dieta típica y saludable.

Y consumes muchos de ellos de forma natural en los alimentos que consumes: esto incluye cítricos, pimientos rojos y verdes, tomates, brócoli y verduras que contienen vitamina C. Las carnes, mariscos, nueces y granos enteros, al igual que los frijoles también son buenas fuentes de minerales.

Sin embargo, a medida que envejeces, es posible que tu cuerpo ya no absorba nutrientes o los sintetice de manera eficiente. Por lo tanto, para asegurarte de que tu cuerpo está recibiendo los ingredientes suficientes para producir colágeno, es posible que debas cambiar lo que comes o tomar suplementos alimenticios.

La mejor manera de reponer los nutrientes que tu cuerpo necesita para producir colágeno es a través de tu dieta. Comer productos de origen animal, como carne de res, pollo, pescado y huevos te proporcionará los aminoácidos que necesitas, al igual que los frijoles y las legumbres.

Sin embargo, uno de los mejores alimentos para la construcción de colágeno es el caldo de huesos que puedes comprar en las tiendas de comestibles o hacerlo tú mismo. Este caldo el colágeno de la carne de res, pollo, huesos de pescado a través de un proceso lento.

Obtener los nutrientes que necesitas al comer alimentos frescos y orgánicos es lo mejor, ya que es lo que tu cuerpo está diseñado para consumir y digerir de forma natural.

Los suplementos son una opción alternativa, pero siguen siendo una buena fuente si viajas, comes a la carrera o te preocupa que tu dieta no sea tan nutritiva como debería de ser.

Si estás tomando un suplemento, opta por la forma de polvo. El colágeno hidrolizado, o péptido de colágeno, no tiene sabor y se puede disolver fácilmente en bebidas, batidos, sopas y salsas.

Esta es una variante, pero los médicos y nutricionistas insisten en que la mejor forma de completar la cantidad necesaria es mediante alimentos naturales.
mem/rfc

también te puede interesar