Salud

Una rica sopita de pata de pollo (+ Receta)

¡No le hagas mala cara! Mejor conocé sus beneficios

Patas-de-pollo
Patas de pollo |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La primera impresión es la que cuenta, dice el refrán, pero en el caso de la sopa de patas de pollo lo que más vale son las propiedades que aportan para nuestra salud.

Las patas de pollo proporcionan los minerales y vitaminas que tus células necesitan para funcionar.

 

Estos son solo algunos de sus beneficios:

– Reduce el estrés.

– Disminuye la presión arterial.

– Equilibra las hormonas.

– Ayuda a mejorar el sistema inmunológico.

– Rejuvenece la piel.

– Ayuda a cicatrizar más fácilmente.

– Fortalece los huesos, las uñas y el cabello.

– Ayuda a mantener unas encías saludables.

– Es rico en colágeno.

– Facilita la digestión.

– El caldo de patas de pollo son una excelente fuente de colágeno.

– Ayudan a subir las plaquetas de la sangre o sea aumenta la producción de glóbulos rojos.

– Ideal para comer en casos de catarro o gripe.

– Fortalece la estructura de los vasos sanguíneos.

– Contribuye a una mejor absorción del calcio y proteínas, mejora las articulaciones y previene problemas en los huesos.

– Ayuda a controlar el peso estimulando el metabolismo.

 

La mayoría de estos beneficios son gracias a que las patas de pollo son ricas en colágeno, proteína que aporta flexibilidad y resistencia a nuestros tejidos, así como ayudar a una mejor absorción del calcio en el organismo y articulaciones; una proteína importante para cartílagos, ligamentos, tendones y por supuesto, para la piel.

Pero, ¿sabes cómo hacer la sopita?:

Ingredientes (6 personas)

1 kg patitas de pollo peladas

3-4 hojitas laurel

1 ramita apio

2 zanahorias pequeñas

1 chiltoma verde o rojo

2-3 dientes ajo

c/n perejil picado

1 cucharadita granos enteros de pimienta

Ramito de verduras surtidas

2 cubos caldo de gallina

Cantidad necesaria de agua

Sal a gusto

Con cuidado cortar las uñas y, si es necesario, se les corta el callo negro que a veces traen algunas de las patas. Poner las patitas en la olla. Agregarle las hojas de laurel. Agregar el apio picado. Agregar las zanahorias picadas con anterioridad. Poner el chiltoma entero. Una vez cocido le sacas la piel y lo devuelves a la olla picado. Llenar la olla de agua fría y poner a cocinar tapado al menos 3 horas en total. Cuidar que no se te seque el agua. Agregar el ramito de verduras surtidas (después se elimina). Transcurrido 1 1/2 horas agregar cubos de caldo molidos y un poco de sal si, según tu gusto, necesite o no. Continuar cocción tapado por 1 1/2 hora más agregar un poco de perejil picado y dejar reposar 1/2 hora antes de servir. El reposo aporta mucho sabor. Vas a saber que las patitas están bien cocidas cuando puedas comerte una con facilidad y la carne que la recubre esté blandita. Servir con un poco más de perejil picado, con fideos, arroz o como más lo deguste.

Mel

también te puede interesar