Salud

La importante insulina

Medicamento indispensable para millones de personas que combaten la diabetes

Insulina
Insulina |

Oliverio Celaya |

La diabetes hace estragos en el mundo, cuando millones de personas la padecen, de ahí que la insulina constituye un medicamento clave en la actualidad en todas partes del Planeta Tierra.

Sin embargo, la novedad que aportan los medios de prensa en estos momentos es un nuevo tipo de insulina que colabora de mejor manera con quienes padecen la enfermedad mencionada.

La nueva generación de insulinas mejora la calidad de vida de los pacientes y disminuye el suministro de dosis, afirmó el especialista en diabetes infantil mexicano, Juan Pablo Llano.

Aclara que los medicamentos de nueva generación tienen un efecto más largo que las insulinas convencionales.

Se estima que 12 millones de mexicanos viven con esta enfermedad, de los cuales solamente 4,5 millones están diagnosticados, de acuerdo con información del Atlas Mundial de la Diabetes 2017.

La cifras van en aumento, y alcanzan proporciones epidémicas. De los pacientes en tratamiento, solamente 25 por ciento alcanza metas de control; se estima que en 2045, en el país, vivirán 22 millones de personas con esta enfermedad.

Para el especialista hay un punto de alerta, la diabetes mellitus ya no es exclusiva de los adultos, sino que alcanza a los niños y su incidencia está aumentando.

Dijo que antes la diabetes era considerada una enfermedad de adultos y adultos mayores; y la diabetes infantil se llegaba a presentar en escolares, pero hoy en día es mucho más temprana, en niños menores de cinco años y hasta en lactantes.

De ahí la importancia de una nueva generación de fármacos para este sector. La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) aprobó el pasado 14 de mayo de 2018 para uso pediátrico el suministro de Insulina Degludec.

El medicamento, señaló el Llano, cuenta con resultados positivos en países de Europa y América Latina.

Para la diabetes mellitus tipo 1 existen insulinas en todas sus presentaciones, insulina rápida para ingerir antes de la comidas, que sirve para mantener los niveles de azúcar; y, para la diabetes mellitus tipo 2 existen medicamentos como la metformina, que mejora la secreción de la insulina.

Sin embargo, este tipo opciones médicas son de baja efectividad. Primero, en los adolescentes y en los niños que tienen diabetes tipo 2, no suelen ser tan efectivos como en el adulto; segundo, no hay tantas medidas de seguridad en los medicamentos en poblaciones pediátricas.

Además, agregó, porque el avance a enfermedades crónicas relacionadas con diabetes es más rápido en niños y adolescentes, entonces uno debe ser más agresivo con el manejo, justamente para evitar que se presenten complicaciones en esa población.

Lo anterior es contrario a la nueva gama de alternativas, que reducen el suministro de insulina durante el día.

La insulina (del latín insula, “isla”) es una hormona polipeptídica formada por 51 aminoácidos, producida y secretada por las células beta de los islotes de Langerhans del páncreas.

La insulina interviene en el aprovechamiento metabólico de los nutrientes, sobre todo con el anabolismo de los glúcidos.

La síntesis de la insulina pasa por una serie de etapas. Primero la preproinsulina es creada por un ribosoma en el retículo endoplasmático rugoso (RER), que pasa a ser (cuando pierde su secuencia señal) proinsulina. Esta es importada al aparato de Golgi, donde se modifica, eliminando una parte y uniendo los dos fragmentos restantes mediante puentes disulfuro.

Gran número de estudios demuestran que la insulina es una alternativa segura, efectiva, bien tolerada y aceptada para el tratamiento a largo plazo de la diabetes tipo 1 y la diabetes tipo 2, incluso desde el primer día del diagnóstico.

Frederick Grant Banting, Charles Best, James Collip, y J.J.R. Macleod de la Universidad de Toronto, Canadá, descubrieron la insulina en 1921. El Doctor Banting recibió el Premio Nobel de Fisiología o Medicina por descubrir esta hormona aunque se demostró que el verdadero descubridor fue Nicolae Paulescu en 1921.
mem/rfc

también te puede interesar