Salud

¡Uff, qué sueño!

¿No dormir o dormir demasiado? He ahí la cuestión…

¡Uff, qué sueño!
|

LA VOZ DEL SANDINISMO |

¿Tenés problemas para dormir? ¿Llegás cansado a casa, te acostás porque ténes muchas ganas de dormir y descansar, pero algo inexplicable no te deja? ¿Te ha pasado? Bueno, es más común de lo que creés, pero no está bien, todos sabemos lo importante que es dormir bien. Pero también hacerlo demasiadas horas trae problemas….

De hecho, dormir es realmente imprescindible para nuestra vida y no en vano nos pasamos, en promedio, más del 36 por ciento de la existencia durmiendo y es un tema de gran interés para las ciencias.

Así que si tenías problemas para conciliar el sueño, debes buscar ayuda porque no dormir puede acarrearnos grandes problemas a la salud. Pero, debés sabes que el cuerpo humano puede soportar tanto la sed como el hambre, pero no tolera la falta de sueño.

Según la ciencia,  cerrar los ojos y descansar menos de seis horas por noche puede derivar en una muerte prematura, pero, paradójicamente, también dormir demasiado es perjudicial.

Y es que en el mundo tan atareado en el que vivimos la gente dedica poco tiempo al descanso, especialmente aquellas que tienen un trabajo de tiempo completo, lo que esto se debe en gran parte al estrés y las presiones laborales.

Estudios del Reino Unido e Italia analizaron datos de un total de 16 diferentes estudios a lo largo de Europa, Estados Unidos y Asia durante 25 años, cubriendo a más de 1.3 millones de personas y más de 100 000 muertes, que muestran evidencia real del poderoso daño que puede causar malos hábitos de sueño.

De acuerdo con el estudio, aquellos que generalmente duermen menos de seis horas por noche tenían 12 por ciento más de posibilidades de experimentar una muerte prematura en sus primeros 25 años de vida que los que suelen dormir de seis a ocho horas diarias.

Agrega que el desvelo duplica las probabilidades de desarrollar anginas de pecho, insuficiencias coronarias, una crisis cardiaca o un infarto.

El grupo más expuesto es el de los menores de 60 años que duermen menos de cinco horas por noche: su riesgo se triplica en comparación con los que duermen siete horas, señalaron los expertos.

Quizá lo más sorprendente sea que dormir regularmente más de nueve horas también aumenta el riesgo de este tipo de enfermedades, por lo que la cifra ideal es de siete horas, según los investigadores. El peligro de desarrollar una enfermedad cardiovascular aumenta ligeramente si el período de sueño oscila entre las seis y ocho horas.

En este caso, se pone de manifiesto y muy claramente aquello de que “bueno es lo bueno, pero no lo demasiado”. ¿No te parece?
mem/ybb

también te puede interesar