Salud

Microondas + alimentos: una fórmula tóxica

Recalentar ciertos tipos de comida puede ser muy perjudicial para nuestra salud

Microondas y alimentos: una fórmula tóxica
Microondas y alimentos: una fórmula tóxica |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Este es un escenario típico: estamos tan abrumados por la velocidad de la vida moderna que llegamos a casa cansados y sin ganas de cocinar. Miramos en el refrigerador y encontramos algunas cosas que podemos calentar rápidamente en el microondas. ¡Voilá!, tenemos una cena al instante.

Lo que quizás nadie te ha dicho de ese momento idílico, es que has hecho una cena tóxica, especialmente si utilizás estos alimentos.

Los primeros de ellos son la espinaca y la remolacha. Recalentados, estos vegetales liberan nitratos tan tóxicos que pueden llegar a ser cancerígenos.

Otro alimento que se convierte en una bomba para tu digestión son los huevos. No importa si son revueltos, duros o fritos. Calentarlos de nuevo puede provocar un serio mal de estómago.

Pasamos ahora a los Champiñones. Así como los huevos, pueden causarnos indigestión severa, y puede causar deshidratación por la infección estomacal.

Quizá no te imaginás que también las papas son dañinas. Este es uno de los alimentos más delicados, y no podés permitir que se enfríe a temperatura ambiente. Para evitar que se contaminen, ponela en el refrigerador de inmediato. Si no lo hacés, se desarrollará la toxina botulínica.

Vayamos ahora al arroz. Uno de los alimentos más tradicionales e incluidos en los envases de comida, es también muy tóxico si no se almacena de forma adecuada. La Food Standards Agency, de Estados Unidos, advierte que el arroz crudo contiene restos de bacterias capaces de resistir a la cocción. Si se abandona a la temperatura del ambiente, o a las intermedias del microondas, las bacterias se pueden multiplicar y causar diarreas y vómitos.

Llegamos entonces al pollo. Cuando se recalienta, sus proteínas se modifican casi por completo, especialmente cuando se hace en el microondas. Esta práctica puede causar gastroenteritis.

Entonces, aunque estemos cansados, la mejor práctica será poner manos a la obra ante la hornilla. A fin de cuentas, los minutos de cocción de alimentos frescos, pueden representar más años de vida.

Mel/Ale

también te puede interesar