Salud

Creerse demasiado importante

Se sienten que son únicos y que hay algo que los hace inigualables, así son los narcisistas

narcisismo patológico
| aguasdigital

B. García |

Probablemente todos conocemos cómo es tratar con una persona para la que su ego lo es todo. Esa tóxica sensación de tener que lidiar con un narcisismo que solo quiere exhibirse y crecerse ante los demás resulta bastante insoportable.

Tratar de hablar con alguien que se niega a hacer autocrítica es como echar piedras en un saco roto o, dicho de otra forma, hablar con una pared. Esto, tristemente, se promueve en ciertos ámbitos como una característica de éxito. Esto ocurre porque de alguna forma una característica psicológica como el narcisismo puede lograr apagar a los demás en beneficio de la luz propia.

Absorbentes, prepotentes, fantasiosos, con necesidades de admiración y aires de grandeza. Así son las personas que ponen por bandera su narcisismo, que se olvidan de lo que los demás sienten, que esperan ser reconocidos como superiores y se recrean en su fantasía de éxito, poder, brillantez, belleza o amor ilimitado.  Ellos sienten que son únicos y que hay algo que los hace inigualables.

Sin embargo, su autoestima es casi siempre frágil a pesar de que creen que a través de sus autoatribuciones que muchas de sus cualidades los hacen superiores. Son muy sensibles al “daño” de la crítica y la derrota, lo que les hace muchas veces “disminuir su rendimiento y su funcionamiento profesional, lo cual puede llegarse a manifestar en episodios depresivos.

Cuando el egoísmo hiere (Personalidades Narcisistas). Esperan que se les reconozca como superiores y por lo tanto, exigen una atención y admiración constante. Generalmente se preocupan de que se les reconozca su labor y mantienen la expectativa de que se les reciba siempre “a bombo y platillo”.

Estas personas suelen ser envidiosas y creerse que los demás les envidian, lo cual les hace muchas veces comportarse de manera arrogante y paternalista.

Su sentido del derecho y su falta de sensibilidad hacia las necesidades y deseos de los demás puede conducir a la explotación consciente o inconsciente de los demás. Así, esta cualidad hace que esperen y exijan a los demás una dedicación especial. Si los demás responden como a ellos les gustaría, ellos tomarán la determinación de dar privilegios especiales y recursos adicionales a quienes creen que lo merecen.

Ahora observaremos las señales que advierten que está con un narcisista:

Las personas que se sienten demasiado importantes saltan como un resorte cuando perciben cualquier tipo de ataque real o imaginario, pues cualquier mínimo detalle les hace sentir que todo es una ofensa y que se les ha faltado al respeto. Esta búsqueda de reafirmación constante les suele salir verdaderamente cara en sus relaciones personales y en su desempeño vital.

Este tipo de actitudes nos hacen reaccionar con rechazo, lo que a su vez perpetúa el victimismo de estas personas. Ellos creen que tienen en su poder la verdad absoluta sobre los demás, teorizan sobre las carencias y los problemas de los demás respecto a sí mismos.

Poco a poco van apartando a la gente de su camino, personas que realmente les querían y que podían lidiar con sus dificultades gracias al cariño que les profesaban.

también te puede interesar