Salud

Cofre encantado

Reflexiones de la vida. Solo con dedicación y disciplina podemos obtener los resultados que deseemos en nuestra vida

Cofre
|

Redacción Central |

Un día un campesino notó como su hacienda se desmejoraba. Sus deudas se acumulaban y el lugar no rendía los frutos de otros tiempos. Desesperado fue al domicilio del ¨ brujo¨ del pueblo para que le ayudara a mejorar la situación.

Este después de conocer sus problemas le entregó un pequeño cofre de madera, cerrado y sellado, con el compromiso de que a partir del día siguiente caminara con el cofre recorriendo la finca, por lo menos, tres kilómetros diarios durante la semana.

Cumplida la tarea debía regresar para contarle si el “cofre encantado” le había mejorado su situación.

Al día siguiente el hacendado recorrió su finca y en el primer trayecto encontró a sus empleados cómodamente durmiendo. Al verle, sorprendidos continuaron su tarea. Al otro día y durante seis más, encontró las cercas dañadas, los animales enfermos, las cosechas a punto de perderse y la finca en abandono total.

Los empleados, al notar la presencia continua de su patrón comenzaron a trabajar honestamente y se dedicaron a mejorar la hacienda.

Luego de siete días de hacer esa rutina, el hacendado regresó al domicilio del brujo y su comentario fue que estaba feliz del cambio en su finca: mejoraron los ingresos, las cosechas aumentaron, se duplicó la producción y los problemas se solucionaron.

Le suplicó al brujo que le dejara por más tiempo el cofrecito. El brujo, al oír esto, le dijo que abriera el cofre y viera el contenido. El hacendado, rompió el sello de seguridad y abrió el cofre. Con cara de asombro, encontró un papelito doblado que decía:

Para obrar el milagro es necesario que cada día Estemos Cerca de nuestros intereses, sin olvidar el compromiso que tenemos con estos. Una vuelta al día es suficiente para ver los frutos de nuestro trabajo. Solo con dedicación y disciplina podemos obtener los resultados que deseemos en nuestra vida.

Mel/ Bga

también te puede interesar