Salud

Embarazo y edad

Si tiene 35 años le preocupan los riesgos que supone la edad para el embarazo

Embarazo y edad
|

B. García |

La edad media de maternidad se ha situado en 2014 (el último año registrado) en los 32 años, lo que significa que nunca las primerizas habían sido tan mayores. Es evidente que el reloj biológico no está sincronizado con el reloj de la realidad y por eso, a pesar de que todos los médicos lo desaconsejan, se retrasa cada vez más la decisión de tener un bebé, a pesar de acercarse peligrosamente a la edad de ‘seguridad’: los 35 años.

 

Es verdad que el riesgo de complicaciones se multiplica a medida que la madre va cumpliendo años, pero afortunadamente se tiene al alcance lo mejor de la ciencia médica para que todo vaya bien y que la mujer pueda seguir siendo ella la que decida cuándo quiere ser madre.

 

Además, lo que no se dice, pero se deduce de esos datos estadísticos, es que ahora más que nunca los niños son absolutamente deseados por unas mamás (y papás) conscientes, maduros y responsables, que demuestran querer lo mejor para su bebé, empezando por ofrecerle nacer en el mejor momento de sus vida.

 

Esta realidad ha despertado polémica: de la misma forma que las adolescentes madres son consideradas unas imprudentes, las mujeres que esperan unos años para ser madres también son tratadas de egoístas y descerebradas, porque, según dicen, están arriesgando la fertilidad e incluso la vida de sus hijos.

 

Los riesgos de ser madre a partir de cierta edad, ciertamente existen. La fertilidad está más comprometida a los 35 y más aún cumplidos los 40 y es un hecho que los óvulos con los que nace la mujer son más viejos. Si consigue el embarazo, con la edad también aumenta el riesgo de aborto; a los 40 años, uno de cada tres y los 45, uno de cada dos. Esto podría estar relacionado con un mayor riesgo de anomalías cromosómicas (como el síndrome de Down).

 

Además, el último trimestre y el parto pueden ser más complicados. Los riesgos de padecer diabetes gestacional, tensión alta y preeclampsia aumentan. La placenta tiende a deteriorarse mucho antes en las mujeres de 40 y más años. Existen pruebas de que la placenta empieza a perder consistencia a las 40 o 41 semanas, en vez de a las 42 semanas como ocurre en el caso de las mujeres más jóvenes, de forma que el parto se induce antes.

 

Aparte de todo esto, también hay una mayor posibilidad de cesárea en el parto.

también te puede interesar