Salud

Infidelidad: ¿femenina o masculina?

“La mujer es infeliz y luego infiel. El hombre primero es infiel y después infeliz”

Infidelidad
|

B. García |

Se dice que las mujeres engañan de la cintura para arriba y los hombres de la cintura para abajo.

-¿Es cierta esta afirmación?

-¿Podemos determinar de qué manera se considera la infidelidad según el sexo?

-¿Existe una percepción femenina y otra masculina?

Lo que nadie puede negar es que, en promedio, las mujeres entienden el engaño de una manera y los hombres de otra. No hay una mejor ni otra peor, son solo puntos de vista y vale la pena conocerlos. Por supuesto que hay excepciones. No se trata de determinar quién es más infiel o cuántos sentimientos se incluyen, sino la manera en que cada sexo vive la infidelidad.

Ser infiel no es “simplemente” estar con otra persona además de la pareja, sino que engloba diversos aspectos emocionales, psicológicos e incluso sociales. La infidelidad, sin duda, es un problema de pareja. Parece tener el don de la oportunidad ya que suele aparecer cuando la relación no está en su mejor momento, alguno o los dos no están del todo seguros de los sentimientos y no se atreven a dar el paso de terminar la relación.

Uno de los motivos que más esgrimen los hombres como causante de sus infidelidades es el hecho de buscar un aliciente a la monotonía sexual que puede vivir con sus parejas habituales. Su falta de habilidades de comunicación o el hecho de que el sexo siga siendo en parte un tema tabú, hace que para ellos sea más fácil buscar esta novedad con alguien con quien no tienen una implicación emocional.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Reacciones ante la infidelidad

Por otro lado, siempre ha existido una cierta aprobación social al hecho de que un hombre fuera infiel. Interpretado por muchos como una buena demostración de “hombría”, los hombres han encontrado en ciertos círculos un reconocimiento a este tipo de conductas. Todo lo contrario que la mujer, tachada de poco menos que de libertina en caso de ser pillada o de existir la sospecha, simplemente, de que haya sido infiel.

En el caso del sexo femenino la razón está más presente. Si bien es verdad que las mujeres ponen el corazón y las emociones en casi todo lo que les sucede, en el momento de engañar a sus parejas lo analizan

y se lo piensan más. Tomar esa decisión va más allá de algo instintivo, natural o evolutivo.

Está comprobado que muchas mujeres que son infieles no lo hacen por el sexo, sino porque se enamoran o buscan el amor fuera de sus parejas. Es decir que cuando ellas engañan, parece que lo hacen “de verdad” o quizá con una trascendencia aún mayor para la relación, difícilmente una vez que dan este paso hay vuelta atrás.

Eso no quiere decir que no sientan culpa ni miedo o que les sea fácil mirar a la cara a su novio o esposo, sino que se suelen comprometer más en esa relación paralela. Por otro lado, las razones por las cuales engañan las mujeres están más vinculadas a la decepción y a la falta de amor por parte de sus parejas estables.

La insatisfacción y la frustración son dos de los motivos más frecuentes para la infidelidad. Así, una de las maneras de darle salida a estos sentimientos es intentando encontrar una nueva pareja que les transporte a las sensaciones perdidas.

también te puede interesar