Salud

Los pies

Asumen el mayor pesos de todos. Nos llevan y nos traen a donde deseamos ir pero a veces nos olvidamos de mimarlos

Los pies
|

Redacción Central |

Los pies, según la medicina oriental, poseen centros energéticos que se reflejan hacia todo el cuerpo. Por otro lado, el magnetismo de la Tierra entra a nuestro cuerpo por los pies. El científico puertorriqueño, Dr. Ralph U. Sierra, nos enseñó que con sólo caminar descalzo sobre el rocío de la grama tempranito en la mañana, el cuerpo se llena de pura energía.

 

-¿A quién no le hace falta tener más energía?

 

Pruebe los siguientes consejos:

 

  • Cree conciencia acerca de los zapatos que utiliza. Fíjese en el tipo de suela y si la misma es muy dura, si son altos o planos y si tienen apoyo para los arcos. Es importante que adquiera el zapato adecuado tanto en tamaño como en el ancho. Al comprarlos, piense en la ocasión en la cual los utilizará, si son para salir o para el trabajo. No use el mismo par de zapatos todos los días.

 

  • Saque de cinco a diez minutitos cada noche o cuando esté en pausa durante el día y dedíqueselos a sus pies. Aplíquese un buen masaje con sus manos o con un accesorio de masaje utilizando una buena crema que contenga las plantas homeopáticas árnica o caléndula.

 

Consiga un libro o diagrama de reflexología e investigue a qué órgano del cuerpo se refiere ese puntito que le duele o que está tenso. También puede visitar a un centro que ofrezca esta técnica dentro de sus terapias.

 

  • Si está mucho tiempo de pie durante el día o no está acostumbrado a usar suela de goma o acojinada, le va a fascinar este consejo:

Llene una botellita con agua y colóquela en el congelador. Cuando la botella esté congelada póngala en el piso, siéntese, póngase un par de medias y coloque un pie sobre la botella. Úsela como un rodillo, pasando el pie por encima. También se consiguen rodillos de madera con protuberancias diseñadas para masaje y reflexología.

 

  • Considere el uso de las plantillas o arcos con imanes. Se pueden usar todos los días. Investigaciones demuestran que cuando el campo magnético es aplicado al cuerpo humano, crea una corriente eléctrica que estimula los nervios y bloquea la sensación de dolor, fortalece las células del cuerpo, reduce inflamaciones, aumenta la circulación de la sangre y ayuda en el proceso de sanación.

 

El sólo tocar la planta de los pies logra que fluya la energía, da beneficios de salud y nos recarga las baterías. Cuidarlos puede ser tan sencillo como ponerlos en un baño de agua, darles un apretón, caminar descalzos sobre la grama o ponerle imanes a nuestros zapatos. No permita que su energía se estanque. ¡Suéltela ya! Cuide sus pies, y así su salud.

también te puede interesar