Salud

Vencer siempre

¿Tienes la sensación de que últimamente estás peleando mucho con los demás?

Jaque mate
|

B. García |

¿Tienes la sensación de que últimamente estás peleando mucho con los demás? En estas líneas no encontrará la paz eterna, libre de roces y enfrentamientos en sus relaciones, pero sí vamos a intentar ayudarle a resolver los conflictos de una manera más eficaz y si es posible, más agradable.

 

Para ello debe de hacer un pequeño trabajo previo: convencerse de que los conflictos con los demás son en verdad, una oportunidad para progresar (o sea, que no hay que resistirse a ellos, ni evitarlos y muchos menos temerlos).

 

El paso siguiente será que aprenda a detectar su origen, antes de que se conviertan en excusas, justificaciones, estrategias defensivas y otras trampas que solo crean confusión y no aportan nada, por lo contrario nos dan muestra fehaciente de cobardía o falta de herramienta para el enfrentamiento con la vida cotidiana.

 

No existe perdedor ni ganador.

 

En una sociedad tan individualista como en la que vivimos se aplaude más al que compite que al que comparte o lo que es lo mismo, se asume que para

que alguien gane, siempre hay otro que tiene que salir perdiendo. Sin embargo, esta postura es frágil, éticamente cuestionable y bastante cínica.

 

¿Qué sucede si el que compite con nosotros es un hermano, nuestra

pareja o un amigo?

 

Es importante que quede claro que en la resolución auténtica de un conflicto entre dos o más personas nunca hay un vencedor y un perdedor, sino que solamente se dirime y zanja de verdad un litigio de intereses cuando todas las partes implicadas acaban satisfechas.

 

La clave está en cambiarnos el chip que nos hemos instalado en la mente de competir a compartir, de discutir a debatir. EN EL ENFOQUE USTED GANA-YO GANO todos logran lo que persiguen y puede que algo más. Con él puede descubrir soluciones más amplias y las relaciones acaban haciéndose mejores y más fuertes, pues las dos partes se sienten realmente comprometidas con la resolución si son personas racionales y no son prepotentes.

Para que todo el mundo gane:

1- Defina las necesidades de las dos partes.

2- Preste atención a todas las necesidades  y concílielas.

3- Reconozca valores reales del otro y los suyos siempre.

4- Reconozca debilidades y actitudes del otro como las suyas también.

5- Busque soluciones ingeniosas y creativas.

6- Sea duro con el problema si hay que serlo, pero suavice con el otro.

En la mayoría de las ocasiones sobredimensionamos los problemas y por ende le damos soluciones erradas que nos conllevan al conflicto y este mismo a la frustración. No tema a las situaciones conflictivas jamás, estos son una oportunidad para nuestro desarrollo y adquisición de nuevas herramientas para poder desarticular en un futuro nuevas problemáticas.

también te puede interesar