Salud

Autocontrol y madurez

Los seres humanos, al llegar al mundo, lo hacen dotados de una importante carga genética, en la cual se encuentran las conductas y emociones

Autocontrol
|

Redacción Central |

Se entiende por autocontrol la capacidad o conjunto de recursos, estrategias y habilidades que podemos adquirir y desarrollar las personas para mantener bajo control nuestras emociones y comportamientos.

Esto implica que las personas se puedan gestionar a sí mismas, que no sean otras o que el medio en donde se encuentren ejerza un  control sobre sus conductas y emociones.

Los seres humanos, al llegar al mundo, lo hacen dotados de una importante carga genética. En ella se trae cifrada, entre otra, la información relativa a una serie de comportamientos reflejos y de emociones básicas, imprescindibles para adaptarnos al medio en el que acabamos de nacer.

Los comportamientos reflejos aprendidos, son conductas que realizamos de modo involuntario y casi automático ante determinados estímulos, como por ejemplo: dirigir nuestra mirada hacia el lugar del que procede un ruido estridente repentino y adoptar una actitud de alerta o el emocionarnos al contemplar un acontecimiento de nuestro agrado.

Cuando hablamos de autocontrol es importante caer en la cuenta de que no se trata de una capacidad global. Hay personas que pueden generar y mantener autocontrol sobre determinados comportamientos, como por ejemplo: el de levantarse cada día a una hora temprana para ir a trabajar o el de fijarse unas horas de estudio y respetarlas, sin embargo pueden mostrarse incapaces para evitar comer determinados alimentos que les conviene eliminar de sus dietas o dejar de fumar a pesar de padecer graves problemas respiratorios.

Una persona es en consecuencia más adulta y madura cuanto más independiente es del juicio o control externo, es decir, cuanta mayor capacidad de autocontrol posee. A mayor autocontrol, mayor madurez personal.

también te puede interesar