Salud

Preparar la mente para una prueba dura

Claves para afrontar con éxito arduas tareas intelectuales

estudio
|

B. García |

Ya sea un examen o una entrevista de trabajo, todos tenemos, en numerosas ocasiones, que enfrentarnos a desafíos importantes.

¿Qué podemos hacer para sacar el máximo jugo a nuestro cerebro en esos trances?

La clave reside en elegir la preparación más adecuada, teniendo en cuenta el tiempo disponible y las necesidades de la prueba.

De la misma manera que el entrenamiento para un maratón es diferente que el de una competición de velocidad, hay maneras de ejercitar la atención o la memoria de trabajo cuyos resultados se ven en pocos días. Lo importante es realizar un esfuerzo mental intenso, pero incluso cuando un desafío nos atrapa por sorpresa, estudios indican que algunas estrategias sencillas pueden marcar la diferencia.

Una noche bien descansada no solo es esencial para potenciar el razonamiento y la retentiva, sino que además permite aplicar un truco. Porque según los estudios en la Universidad del Norte de Texas, si revisamos el material más importante justo antes de ir a la cama, será más fácil recordarlo al día siguiente.

Por la mañana, apenas veinte minutos de ejercicio físico mejoran la memoria y reducen el estrés, problema que también se puede atajar practicando unos minutos de meditación. Además, esta actividad pone a punto la capacidad de concentrarnos.

Por último, una comida rica en hidratos de carbono de absorción lenta: cereales, pastas integrales, legumbres, etc. garantiza que el cerebro disponga de energía para trabajar a todo dar.

también te puede interesar