Salud

Comunicación de pareja

¿Cómo discutir sin herirse?

parejas
|

B. García |

La pareja perfecta no es aquella que no discute nunca, sino la que sabe hacerlo de forma inteligente y constructiva. Queramos o no, las situaciones problemáticas siempre surgen, la clave está en saber desarticularlas o manejarlas de manera que se pueda conseguir un buen entendimiento.

-Actuar con calma ante un conflicto: Existen dos actitudes que hay que evitar: enfrentarse de forma directa y el extremo contrario, actuar como si nada pasara. En el primer caso lo único que puede conseguirse es iniciar una batalla que difícilmente solucionará las cosas, y en el segundo caso se corre el riesgo de sobredimensionar el problema. Se trata de solucionar las divergencias sin hacerse daño.

– Atacar el problema, no a la persona: Es importante evitar los reproches y calificaciones negativas. Es necesario encontrar la raíz del problema y desarticularlo, para ello la mejor opción es la colaboración mutua, no que una de las partes sea la encargada siempre de la resolución de problemáticas.

– No generalizar: Expresiones como : ¨siempre o nunca¨ deben de intentar prohibirse en una discusión. Es necesario centrarse en el aquí y ahora.

-Escuchar atentamente y no interrumpir: Saber escuchar nos permite comprender mejor al otro y encontrar una solución satisfactoria para ambos.

Disímiles parejas, ante las discusiones, no buscan la raíz de las problemáticas, y no precisamente por presentar bajo nivel cultural, sino porque han creado un esquema de discusión por años el cual no les conlleva a observar dónde es que se encuentra el problema, o peor aún, una de las partes no quiere ceder jamás conociendo la situación.

Con la comunicación correcta, siguiendo la línea de la comprensión y flexión mutua de los miembros se presentará una discusión con carácter constructivo e inteligente que conllevará a la pareja al enfrentamiento inteligente e idóneo de cualquier situación polémica.

también te puede interesar