Salud

Baja autoestima vs. relaciones insanas

Todo sujeto dependiente se encuentra ante la necesidad de apelar a objetos, sustancias o personas para la posible realización de su problemática

autoestima
|

B. García |

Una dependencia no es más que una situación sin salida en la cual se pueden encontrar los individuos. Es decir es aquel estado subjetivo donde se hace imposible la conclusión de una circunstancia. Todo sujeto dependiente se encuentra ante la necesidad de apelar a objetos, sustancias o personas para la posible realización de su problemática.

Normalmente no se le da la misma importancia a las dependencias emocionales que a aquellas relacionadas con el alcohol o drogas. Sin embargo, puede llegar a ser igual de nociva.

Los comportamientos nocivos aparecen casi siempre debido a la carencia de autoestima. Quererse y valorarse a uno mismo es la base de una personalidad bien forjada y es algo vital para la subsistencia.

Los sujetos con baja autoestima normalmente son propensos a relaciones tóxicas, ya sea en su vínculo social como en su vida personal amorosa. Son fáciles de engancharse en relaciones tóxicas destructivas. Este tipo de adicción no entiende de sexo, aunque se crea que las féminas son más propensas a presentarlas.

Se sienten atraídos por estereotipos muy marcados: personalidades inmaduras que muestran actitudes poco convencionales y hasta conflictivas, que visto desde una perspectiva psicología es la expresión emocional de las carencias y problemas pasados, dentro de los núcleos familiares de cada uno.

La dependencia emocional, por consiguiente la baja autoestima, debe de ser tratada de inmediato, pues es una de las mayores causas de suicidio, así como de la aparición del consumo de alcohol o drogas. Una de las principales apariciones son las carencias afectivas en el seno familiar.

Es imposible intentar curar estas heridas con la entrega material desmedida, uno de los errores mayormente cometidos por los familiares o integrantes del núcleo, solo con amor, ternura y una comunicación sincera es posible comenzar a sanar.

Aprender a quererse, respetarse y esforzarse en la búsqueda de relaciones de acorde a la racionalidad y nuestra futura prosperidad es la única manera de estar cada día más cerca de la felicidad, pues tenemos que estar bien claro que es lo que queremos y porqué es que vamos a luchar, sin hacer persecución jamás de ideales, aspiraciones o expectativas ajenas.

Debemos de ponerle un sello de autenticidad a nuestra personalidad y colmarla de criterio propio y sabiduría.

también te puede interesar