Salud

Fanatismo y violencia

El fanatismo es enemigo de la razón y lleva en sí el germen de la violencia

El fanático tiene la percepción distorsionada de la realidad
El fanático tiene la percepción distorsionada de la realidad |

B. García |

La pobreza en el mundo y el reparto desigual de los avances tecnológicos son los principales problemas económicos y psicológicos de nuestra época, causan odio, envidia y frustración, son la fuente del fanatismo y la violencia.

El fanatismo es enemigo de la razón y lleva en sí el germen de la violencia. El riesgo de la violencia es generar una espiral del odio. El odio alimenta la violencia que a su vez, produce más odio.

El fanático tiene la percepción distorsionada de la realidad. Los atributos psicológicos  de un fanático son:

-Inmadurez y dependencia emocional.

-Búsqueda de emociones fuertes.

-Dogmatismo o rigidez del pensamiento y certeza injustificada en cuestiones de creencia u opinión.

-Personalidad paranoide que se caracteriza por la desconfianza patológica, el orgullo exagerado, la pobreza afectiva y una agresividad sin límites.

El fanatismo necesita líderes, que tengan la capacidad de manipular la conducta de los demás. Los líderes saben que los individuos tienen tendencia a obedecer.

Características ideológicas del fanático son:

-Se cree el depositario de la verdad absoluta y no admite la posibilidad de que otras personas tengan razón.

-El fanatismo es perverso, una fuerza ciega que obliga a renunciar a ser uno mismo.

-Trata de imponer sus creencias, sin respetar las libertades de los demás.

-Se guía por sentimientos y creencias irracionales, menospreciando el pensamiento y la razón.

-Tiene una visión simplista de la realidad

-Desprecia a otras etnias, pueblos o personas, a los cuales les considera extranjeros o chivos expiatorios.

-No admite la igualdad de sexos y defiende posturas misóginas.

-No admite la separación entre religión y estado, considerando que las leyes civiles deben estar subordinadas a los textos sagrados.

también te puede interesar