Salud

La dispareunia

Cuando el sexo se convierte en tormento

La dispareunia no afecta solo a las mujeres…
La dispareunia no afecta solo a las mujeres… |

B. García |

La dispareunia es una condición que hace que las relaciones sexuales con penetración sean dolorosas. Puede provocar que la mujer no sólo no disfrute de sus relaciones, sino que acabe evitándolas por completo, con tal de no enfrentarse al dolor.

Un estudio realizado indicó que un 40 por ciento de las mujeres lo sufre. Es más común en mujeres de mediana edad a partir de los 40-45 años, tras un parto con episiotomía (incisión quirúrgica que se practica para facilitar la salida del feto) y en mujeres menopáusicas, pues tras esta, la vagina no es tan elástica y extensible como lo era antes.

Las causas físicas u orgánicas pueden ser: falta de lubricación, himen hipertrófico, trastornos del introito vaginal, irritación, infección, atrofia vaginal, cicatrices o lesiones de procedimientos anteriores, etc.

Las pacientes refieren un dolor de intensidad media o media alta que se puede dar en dos lugares o bien en el primer tramo del conducto vaginal o en nivel más interior, en penetraciones más profundas. Lo describen como sensación de ardor, quemadura o dolor agudo.

Existen también causas pisco-sexuales. Una de las más comunes es la falta de excitación, lo que origina que no exista una buena lubricación vaginal ni una relajación muscular adecuada para favorecer la penetración.

Un traumatismo sexual previo podría ser también la causa si éste ha dejado secuelas. También pueden influir factores como el miedo al sexo o embarazo, una educación sexual pobre o un alto nivel de estrés o ansiedad mantenido en el tiempo.

Muchas mujeres aguantan esta situación y se resignan, pero lógicamente los efectos a medio plazo sobre la relación de pareja y su complicidad son devastadores.

El hombre también sufre ya que se siente perpetrador del dolor que ocasiona a su pareja cuando irónicamente lo que desea es justamente lo contrario.

también te puede interesar