Salud

El problema de no alcanzar orgasmos

Muchas son las mujeres que nunca lo han tenido, pero pocas, rara vez lo confiesan

anorgasmia
anorgasmia |

B. García |

Algunas mujeres consiguen llegar al orgasmo, pero solas sin su pareja. Otras, son definitivamente anorgásmicas. Problema fisiológico, bloqueo psicológico, etc. Entonces, ¿por qué no se alcanza el clímax cada vez que se mantiene una relación sexual?

Cuando se tiene un orgasmo, es algo que se sabe. Los signos no engañan: la intensidad de la sensación y la gran impresión de abandonarse y de perder el control. Más de dos de cada cinco mujeres dice alcanzar el orgasmo habitualmente, pero ningún orgasmo se parece a otro. La calidad, la profundidad, la duración, todo esto es diferente de una relación a otra, sin hablar de la diferencia entre los orgasmos clitoridianos y vaginal.

¿Se puede tener placer sin orgasmo?

Por supuesto. La vida sexual no se resume a un simple orgasmo. Conviene integrar las nociones de placer, de caricias. No hay un imperativo de orgasmo en cada relación. Lo más importante es sentirse en confianza con la pareja para poder relajarse. El placer pasa también por el conocimiento del cuerpo de la otra persona.

Las mujeres que nunca han tenido un orgasmo son muchas y lo confiesan rara vez, puesto que pueden parecer ridículas o anormales. Se les llama anorgásmicas, se ven en la imposibilidad de tener un orgasmo clitoridiano y/o vaginal. Sin embargo, pueden sentir excitación a lo largo de una relación sexual.

También están las mujeres que alcanzan el orgasmo, pero solas y no con su pareja. Aquí, bien la pareja tiene un problema o bien se trata de algo en ellas que produce bloqueo. El miedo, es el principal freno en su gran mayoría. Fuera de una dificultad masculina (eyaculación precoz, dificultades de erección o ausencia de deseo), el miedo es el principal impedimento para alcanzar el orgasmo: miedo a perder el control o a dejarse llevar.

La única arma necesaria y útil en este tipo de casos es la comunicación. Una discusión con la pareja es una excelente pista. Si el orgasmo vaginal es fuerte en sensaciones, el orgasmo clitoridiano también es bueno. Este último se puede alcanzar más fácilmente a través de las caricias. En todos los casos, hay que darse el derecho de tener sensaciones, de conseguir entregarse y tener confianza en el propio cuerpo. Lo importante es aceptar la asociación entre sexualidad, fantasía, juego y placer.

también te puede interesar