Salud

Me hace daño, pero le quiero

La falsa conceptualización de conceptos e ideales es típico de individuos aparentemente “enamorados”

relaciones abusivas o tóxicas
relaciones abusivas o tóxicas |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Una de las mejores cosas de estar enamorado es que se siente bien consigo mismo. No solo cree que la otra persona es realmente maravillosa, además se sientes seguro, confiado y con entusiasmo, pero al pasar el tiempo, muchas relaciones amorosas se transforman en algo que tiene muy poco (o nada) de amoroso. Incluso algunas pueden convertirse en relaciones abusivas o tóxicas.

-¿Por qué sucede esto?

Tal vez esta situación le resulte familiar. Una chica o chico dice estar muy feliz con su nueva pareja. Se preocupa mucho, llama varias veces en el día; pasan mucho tiempo junto. Se encuentran contentos, se sienten seguros, protegidos. Se aconsejan, hablan sobre política, finanzas, sobre cómo dirigirse hacia otras personas, opinan sobre sus amigos. Se admira constantemente la sabiduría del otro.

Al poco tiempo, la etapa de “enamoramiento” se termina y se dan cuenta de cómo es el otro realmente. Controla sus movimientos todo el día, le dice con quién puede estar y con quién no, le indica cómo debe hacer las cosas. En resumen, es absorbente y posesivo; no le permite ser quien es.

Que sucede en su gran mayoría: Nada, continúa aceptando este tipo de “amor”, porque “se ama”.  A pesar de su malhumor constante, a pesar de sus celos cuando visita a sus amistades, a pesar de que no permita tener espacios de privacidad.

Lo que sucede es que la palabra “amor” tiene varios significados diferentes y hay varias clases de “amor”. Ocurre también que se malinterpreta y se dice en ocasiones amar al más mínimo embullo o interacción sentimental que se tenga.

Es por esto que existen sujetos que expresan en ocasiones: jamás me había sentido así con alguien. Ahora si estoy enamorada o enamorado.

también te puede interesar