Salud

Eyaculación precoz

Los profesionales calculan que entre el 30 y 60% de los varones lo han padecido alguna vez

eya
|

Redacción Central |

La eyaculación precoz es una de las disfunciones sexuales masculinas más frecuentes hoy en día, sin embargo muy pocos son los hombres que acuden a un médico o profesional de la salud mental para expresar su crisis abiertamente y en confianza. El silencio es el mayor de los enemigos en estos casos, el no saber compartir el problema a tiempo puede provocar grandes conflictos difíciles de tratar en un futuro.

Esta disfunción consiste en la expulsión de semen de forma persistente y recurrente en respuesta a una estimulación sexual sea: antes, durante o después de la penetración sin que la persona así lo desee.

Este trastorno, según afirman los profesionales de la salud sexual, es uno de los más experimentados por el sexo masculino. Los profesionales calculan que entre el 30 y 60% de los varones lo han padecido alguna vez. La eyaculación precoz puede estar relacionada a varias causas, por lo que es necesario que el médico o psicoterapeuta deba obtener toda la información posible para un buen tratamiento.

-Causas de la Eyaculación precoz

Para descubrir la causa principal de este trastorno es recomendable acudir a un médico para descartar alguna anomalía orgánica que lo esté dando como resultado. En algunas ocasiones, la eyaculación es también producto de infecciones que suelen presentarse en las áreas urogenitales de la uretra, próstata o también de desequilibrios hormonales.

Si el problema no es orgánico, es recomendable acudir a un profesional de salud mental para que por medio de una evaluación pueda indagar acerca de cuál sería el origen.

Dentro de los factores psicológicos asociados a la eyaculación precoz se encuentran la ansiedad y la depresión, que serían las causas más frecuentes no orgánicas que inciden en el trastorno, el estrés relacionado al ámbito económico, familiar, etc.

Algunos profesionales señalan que tanto el alcoholismo, el tabaquismo o el consumo de droga inciden en que se presente la eyaculación precoz. Los problemas de corte psicológico que mayormente causa este trastorno son:

-Baja autoestima.

-Ansiedad en la pareja y sobre todo en el varón.

-Bajos niveles de satisfacción sexual.

-Depresión.

-Angustia.

-Nerviosismo a la hora de la interacción sexual.

-Frustración.

Muchas veces las relaciones sexuales se tornan tensas ya que el varón está más preocupado en contener la eyaculación y no de disfrutar el acto sexual, pero no solo él es el afectado, la otra parte también sufre las consecuencias tanto en el campo psicológico como el orgánico, este último que muchas veces es manifestado en su disminución de la experiencia del placer sexual durante las relaciones.

Para un buen diagnóstico, el profesional deberá armar una historia clínica completa para entender el problema  en plenitud, indagará sobre cuán frecuente y cuál es la duración de la eyaculación precoz y el tipo de relación que lleva el afectado con su pareja.

Todos estos puntos son importantes para un buen diagnóstico, muchos varones en la consulta suelen omitir ciertos detalles debido a la vergüenza que les produce el relatarlas,  aunque en realidad, estas informaciones suelen ser muy importantes a la hora de establecer un buen diagnóstico. La omisión de información puede entorpecer el diseño del tratamiento más eficaz en cada caso, por eso es importante crear un buen clima de confianza para poder valorar el caso en plenitud.

Una vez con el diagnóstico se puede observar cuál es la gravedad del caso y qué tipo de tratamiento podemos utilizar, las técnicas que se pueden emplear van desde las farmacológicas hasta las terapias psicológicas.

Dentro de las psicoterapias psicológicas lo más importante es dar al paciente y a su pareja sexual toda la información correcta sobre el problema que padece, que el paciente aprenda a identificar las sensaciones que anteceden al orgasmo y que sea capaz de regular adecuadamente su excitación sexual y por lo tanto a controlar su reflejo eyaculatorio.

B.García

también te puede interesar