Salud

Trabajos complejos mantienen saludable al cerebro

Las personas que realizan trabajos complejos aumentarían sus posibilidades de pensar más ágilmente mientras envejecen

cerebro
Ondas cerebrales humanas |

Redacción Central |

Más allá del coeficiente intelectual (CI) que se tenga, mientras las personas realicen trabajos complejos el cerebro demorará en envejecer, asegura Alan Gow, coautor y profesor asistente de psicología de la Facultad de Ciencias de la Vida de la Universidad Heriot-Watt, Edimburgo, Reino Unido.

«Cuando analizamos la relación entre la complejidad del trabajo con personas o datos, vemos que los sujetos con tareas más complejas rinden mejor en las pruebas de habilidad cognitiva», señala una publicación de la revista científica Neurology.

El equipo sabía que las tareas complejas protegen la capacidad cognitiva en la vejez y por ello incorporó en el análisis los CI infantiles de mil 66 personas en Escocia que habían participado en un estudio de 1936 y las organizó de acuerdo con su profesión.

De tal manera, separó a arquitectos, ingenieros y abogados, profesiones de tareas más complejas; o mecanógrafos y vendedores, con funciones que desempeño menor.

Los participantes con 70 años al momento del nuevo estudio, realizaron tests cognitivos para determinar el estado actual de habilidad mental, velocidad de procesamiento de la información y memoria.

Además, los investigadores tuvieron en cuenta sus antecedentes educativos y delictivos, además del acceso a los servicios.

Al incluir el CI de los participantes cuando tenían 11 años,»la relación entre las tareas más complejas y los mejores resultados cognitivos disminuye, pero se mantiene un pequeño beneficio cognitivo extra derivado de los trabajos más complejos», explicó Gow.

«Eso no es nuevo (…), pero pudimos darle un giro interesante», agregó.

El beneficio cognitivo de un trabajo complejo es similar al que provoca no fumar en la agilidad mental durante la vejez, subrayan.

El equipo de Gow está analizando distintos elementos del estilo de vida que permitan predecir la capacidad cognitiva de los adultos mayores, incluido el ocio, la actividad física, el uso de las redes sociales y la contención social.

«Me concentro en estos factores porque en muchos casos, aunque no en todos, claro está, se pueden modificar y si identificamos lo que protege o daña nuestras capacidades cognitivas, podremos proporcionar información clara o diseñar mejores intervenciones», dijo Gow. (Redacción Central-La Voz del Sandinismo-Agencias de Noticias)

también te puede interesar