Salud

La Tricotilomanía

Entre 40 y 70 por ciento de las personas que se halan el pelo hacen algo más con el

Tricotilomanía
Tricotilomanía |

Redacción Central |

La tricotilomanía es un hábito o comportamiento recurrente e irresistible dirigido a arrancarse el propio cabello o los vellos de distintas zonas del cuerpo.

Puede definirse como un trastorno de la conducta que puede llegar a manifestarse en un arrancamiento compulsivo del pelo, produciendo desde pequeñas pérdidas de cabello hasta calvicie severa.

Se trata de un padecimiento comúnmente crónico y difícil de tratar.

Puede presentarse en niños, pero la edad clave del padecimiento es entre los nueve y 13 años.

Su desarrollo puede estar influido por depresión o estrés. Dadas sus implicaciones sociales, dicho trastorno no suele reportarse, lo que dificulta predecir su prevalencia con precisión.

Cuando la tricotilomanía aparece antes de los 10 años es más de tipo automático o sedentario y suele tener mejor pronóstico.

El sujeto se arranca el pelo, principalmente de la cabeza, aunque puede actuar también sobre distintas partes del cuerpo como cejas, pestañas, barba, axilas o vello púbico.

Entre 40 y 70 por ciento de las personas que se halan el pelo hacen algo más con él, juegan, se comen la raíz, lo pasan por los labios o se lo comen.

Si la tricotilomanía ocurre en la adolescencia, se describe que suele evolucionar a la cronicidad y acompañarse de otros trastornos psiquiátricos; es más frecuente en mujeres que en varones.

Las causas de la tricotilomanía no se conocen. Las investigaciones están todavía en etapas tempranas.

No obstante, hay evidencias preliminares que indican que la tricotilomanía es un trastorno neuro-biológico y que la genética puede jugar un papel en su desarrollo.

Igual a otros trastornos, como el alcoholismo, la tricotilomanía puede desarrollarse debido a una combinación de factores genéticos, emocionales y ambientales.

También es posible que el arrancamiento de pelo tenga una variedad de diferentes causas.

Es imposible predecir la duración de la tricotilomanía para un individuo.  Sin tratamiento, tiende a ser una condición crónica cuya gravedad viene y va a lo largo de la vida.

Las investigaciones sobre tratamientos para la tricotilomanía han crecido a través de la última década. Aunque no se ha encontrado ningún que es efectivo para todos, muchas opciones prometen ser efectivas para las personas que lo padecen.

La Terapia de Comportamiento-Cognoscitivo es una de las formas de terapia, intenta cambiar el comportamiento a través de la identificación de los factores específicos que provocan el arrancamiento de pelo, las destrezas de aprendizaje para interrumpir y desviar las respuestas a esos impulsos.

Esta terapia debe ser administrada por un psicólogo capacitado en este método y con un buen conocimiento de la tricotilomanía.

también te puede interesar