Salud

La crisis de los 30

Cumplir 30 años es un evento que para nadie pasa inadvertido. Para bien o para mal, alcanzar esa edad es llegar a un momento de vida en el cual se hace un recuento de lo conseguido y lo que falta por lograr

Crisis de los 30
Crisis de los 30 |

Redacción Central |

Como es bien sabido, hay crisis durante las diferentes etapas de la vida del sujeto, estas indican cambios y desarrollo a nivel bio-psico-social. La asunción de las crisis no es igual en todos los seres humanos, pues sus pensamientos y conductas varían notablemente.

El problema con la crisis es que nos muestra que algo cambió y aún no sabemos cómo será lo que prosigue. De alguna manera tenemos la esperanza de que todo va a ser igual, que no envejeceremos, que las relaciones se mantendrán idénticas, pero claro, nada de esto es así.

Se habla de que hombres y mujeres viven de forma diferentes las crisis. Las necesidades femeninas en tiempos de crisis son las de cuidado, comprensión, respeto, devoción, reafirmación y  tranquilidad.

Las mujeres tienen sus dudas e inquietudes con respecto a su apariencia física, la cual está vinculada con la parte emocional. Buscan la belleza en distintos tratamientos para verse mejor, valorarse y agradar a los otros.

En los hombres, parece ser más importante, la confianza, el aprecio, la admiración, la aprobación y el aliento.

Es más común encontrar quejas relacionadas con su disminución en el rendimiento físico, y son más propensos por consiguiente a reforzar sus actividades físicas, con la ilusión de seguir viéndose jóvenes.

De ahí también que muchos busquen relaciones con mujeres más jóvenes para mantener la misma ilusión.

A la edad de 30 años aparecen diferentes pensamientos, se comienza a tomar conciencia del tiempo y:

– Nos damos cuenta de lo rápido que se pasaron los 20.

– Nos asustamos de lo rápido que llegarán los 40.

– Nos damos cuenta que el tiempo realmente pasa.

Aparecen pensamientos, preguntas y respuestas:

-¿Alcancé las metas soñadas?

– ¿Estoy dónde quiero estar?

– ¿Hacia dónde voy?

– Si no hago nada estaré igual en 10 años, ¿quiero estar igual?

Esta etapa de la vida tanto para hombres y mujeres es oportuna para crecer en muchos aspectos, para poder enfrentarse a fantasmas que estaban esperando a que actuáramos, pero principalmente para construirnos nuevamente.

Lo positivo de todo esto, es que al lograr pasar esta etapa, nuestra vida puede cobrar sentido. Las crisis son motores impulsores en el desarrollo, nos dejan una gran experiencia que utilizaremos para continuar venciendo metas en nuestras vida.

Decía Jacques Lacan (médico siquiatra y sicoanalista francés): “El sujeto puede vivir en la peor de las miserias, pero no puede vivir una vida sin sentido”.

también te puede interesar