Salud

Las disfunciones sexuales

No sólo los hombres tienen problemas sexuales, también las mujeres experimentan disfunciones que les impiden sentir placer

Enfermedades hombres y mujeres
La búsqueda de síntomas comunes para el hombre y la mujer cuando ambos padecen la misma enfermedad tuvo una respuesta positiva durante una investigación realizada en Europa sobre problemas del corazón, que reveló reacciones distintas en cada sexo. | huffpost

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Se llama disfunción o trastorno sexual, a la dificultad o imposibilidad de lograr una actividad sexual satisfactoria; pese a encontrarse presentes las condiciones para su desarrollo exitoso.

La disfunción sexual eréctil y la disfunción orgásmica masculina y femenina comprenden:

-La disfunción eréctil, antes llamada impotencia

-La disfunción orgásmica del hombre, expresada por la eyaculación retardada o anticipada y la disfunción orgásmica de la mujer, antes denominada frigidez.

La posibilidad de existencia de que ocurra una disfunción sexual transitoria en un sujeto normal de cualquier sexo, es alta, sin que por ello pueda hablarse de trastorno sexual, sólo existirá (trastorno) cuando su frecuencia o significación afecte el bienestar de la pareja.

Las disfunciones sexuales pueden manifestarse al comienzo de la vida sexual de la persona o pueden desarrollarse posteriormente. Algunas de ellas pueden desarrollarse paulatinamente con el tiempo y otras pueden aparecer súbitamente como incapacidad total o parcial para participar de una o más etapas del acto sexual. Las causas de las disfunciones sexuales pueden ser físicas, psicológicas o sociales.

Los factores físicos incluyen las drogas: alcohol, nicotina, narcóticos, estimulantes, antihipertensivos, antihistamínicos y algunos medicamentos psicoterapéuticos. Las lesiones de espalda, hiperplasia prostática benigna; deficiencias hormonales: déficit de testosterona, estrógeno o andrógenos y algunas enfermedades congénitas.

Los factores emocionales (psicológicos) que afectan a la vida sexual incluyen tanto problemas interpersonales, como problemas de pareja o falta de confianza y comunicación. También la depresión, miedos, culpa, traumas, entre otros, afectan la actividad sexual.

Entre los factores sociales tenemos el machismo, que afecta tanto al sexo masculino, como al femenino. Las falsas percepciones acerca de la sexualidad creada por los grupos sociales a los cuales pertenece el sujeto.

La disfunción sexual es un motivo de consulta más frecuente en el sexo masculino, como consecuencia de las mayores inhibiciones existentes aún en la mujer, lo que dificulta la comunicación y por consiguiente la búsqueda de ayuda profesional. En realidad las mujeres presentan mayores problemas sexuales que los hombres.

En el caso de las mujeres podemos observar dificultades en el deseo, la excitación, el orgasmo y el dolor asociado al coito. La disfunción sexual en la mujer tiene una prevalencia aproximada de un 40 a 50 por ciento, dependiendo de la definición y la forma de medirlo. Sin embargo, esto no necesariamente se correlaciona con la importancia que le dan las mujeres a tema, ya que no todas lo consideran como problema.

Una mala comunicación sexual, la ignorancia, el miedo, la escasa o inadecuada estimulación sexual, las dificultades en la relación, las experiencias sexuales traumáticas en el pasado, los problemas psicológicos y un estado físico debilitado pueden contribuir a que una mujer tenga problemas para alcanzar el orgasmo.

Cómo hemos visto las disfunciones sexuales son un grave problema de salud, debido a que afectan las áreas psicológicas, biológicas y sociales; sin embargo, no se le ha dado la importancia que requiere, ya que no genera rubros adicionales para la inversión en salud, por desconocimiento de las implicaciones en la calidad de vida de las personas.

Probablemente por la misma razón no existen estudios de disfunciones sexuales en grandes poblaciones, sino muestras representativas de algunos países, calificando la situación como un problema grave de la calidad de vida sobre todo, en las mujeres.

también te puede interesar