Salud

Sobrevivir en verano

Algunos alimentos son muy beneficiosos para contrarrestar los efectos del calor

Calor
Calor |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Nuestro cuerpo está constituido en 75 por ciento de agua al nacer y cerca del 65 en la edad adulta. Aunque los expertos recomiendan beber diariamente al menos dos litros del preciado líquido, en muchas ocasiones no somos capaces de seguir estas recomendaciones al pie de la letra.

Como alternativa, además de beber siempre líquidos, podemos consumir algunos alimentos que complementan las necesidades que el organismo requiere.

Esta lista la encabeza el aguacate (Persea americana) que bien puede ser consumido en ensaladas o jugos y batidos, como es habitual en Brasil.

La fruta contiene  grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas que nos ayudan a mantener la hidratación de la piel y, además, nos aportan vitamina E2. También es muy rica en potasio, lo que permite balancear la importante relación entre el potasio y el sodio.
Citrullus lanatus, más conocida como sandía, está compuesta en 95 por ciento de agua, mantiene tu cuerpo hidratado, controla la sed, alivia los dolores de cabeza y mareos como consecuencia de la deshidratación ocurrida por los ataques de calor que se sufren a causa de las altas temperaturas. Asimismo, mantiene el balance de los electrolitos y actúa también como un diurético natural.

La papaya (Carica papaya) es un increíble alimento. Para quienes tienen un sistema digestivo delicado, esta es la solución a sus problemas. La deliciosa fruta tropical previene el letargo y pérdida de apetito asociado con las temperaturas altas. Está llena de enzimas digestivas que ayudan a aliviar la inflamación en el cuerpo y a eliminar toxinas acumuladas, al tiempo que auxilian la generación de líquidos. Se puede degustar en pequeños trozos, jugos y batidos.

El pepino, subestimado desde el punto de vista culinario y de beneficios para la salud, también está compuesto en por lo menos 90 por ciento de agua y, como su familiar la sandía, actúa como un potente diurético natural. Además, es rico en vitaminas, clorofila, alcaloides, con la capacidad de reponer los electrolitos que se pierden durante los días calurosos, deshidratación y transpiración.

Y por último en nuestra lista, el melón (Cucumis melo). Con una ración de cien gramos que nos proporcione esta fruta obtenemos más de la mitad de la dosis diaria recomendada de vitamina C. Esta se compone en 80 por ciento por agua y las escasas calorías que aporta se deben a su contenido moderado de azúcares.

La cantidad de beta-caroteno, de acción antioxidante, depende de la intensidad del pigmento anaranjado característico de la pulpa de esta fruta. Respecto a los minerales que aporta, destaca el potasio, necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso, para la actividad muscular normal e interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula. Además, el melón es una de las frutas frescas más ricas en sodio. Es un excelente depurativo y rehidratante, debido a su alto contenido de agua.

también te puede interesar