Salud

Trastornos de las necesidades de defensa

La existencia de distorsiones en las necesidades de defensa puede llevar a los individuos hasta la muerte

Automutilación
Automutilación |

Redacción Central |

Entre las necesidades primarias de los individuos observamos las de defensa, que se encuentran estrechamente ligadas a sus relaciones interpersonales y la vida cotidiana. Su ausencia es típica de individuos enfermos (mentalmente) los que poseen un reflejo difuso de la realidad objetiva.

Las necesidades de defensa de los sujetos con algún trastorno psicológico se observan de un modo aumentado. Ejemplo de ello tenemos:

Pusilanimidad: Es la intolerancia al dolor físico que es característica de individuos histéricos, hipocondríacos y algunos retrasos mentales. 

En ocasiones se observa a la inversa, la alta tolerancia al dolor, llamada algofilia, que es el gusto por el dolor, sobre todo físico, frecuente en esquizofrénicos.

Automutilación: Daño voluntario de la integridad física con supresión de alguna parte del cuerpo, mayormente dedos o genitales, conducta de esperar en esquizofrénicos, epilépticos y retrasados mentales severos.

Conducta suicida: Conlleva a la eliminación voluntaria de la vida o cuando el individuo (enfermo) mata a otras personas por diferentes razones, que puede incluir la de evitarle el sufrimiento por alguna situación.

Como hemos observado existe una distorsión en las necesidades de estos sujetos, específicamente en las de defensa, las cuales transgreden directamente su salud y la de quienes lo rodean, causando sufrimiento a su familia.

Este tipo de distorsión no presenta cura, pero es de extrema importancia la prevención, para no llegar a la conducta o intento suicida, que es el mayor ataque autoinfligido a la salud.

también te puede interesar