Nicaragua

NicaNotes: Llevando las voces del pueblo nicaragüense al Congreso

Las sanciones matan al destruir economías, causan hiperinflación y desempleo

NicaNotes
NicaNotes |

Casa Baltimore-Limay y Friends of Latin America |

“Estas personas no tienen acceso al Congreso de los Estados Unidos ni a los medios de comunicación, pero sus vidas se ven muy afectadas por ambos. Por eso les traemos sus voces … les pedimos que no hagan daño”.

El 30 de junio, dos organizaciones de solidaridad con sede en Maryland comenzaron a reunirse virtualmente con miembros del Congreso de los Estados Unidos para hablar en contra de la aprobación de la Ley RENACER que impondría devastadoras sanciones a Nicaragua. Casa Baltimore / Limay es un proyecto comunitario hermanado que ha mantenido fuertes lazos desde 1985. Friends of Latin America ha estado trabajando por la paz y el entendimiento entre Estados Unidos y los pueblos de América Latina desde mediados de los años ochenta. Los siete activistas de estas organizaciones estuvieron acompañados por Jenny Atlee de la Oficina de Amistad de las Américas.

Barbara Larcom, en nombre de Casa Baltimore / Limay, contó esta historia: “Nuestra organización comenzó en apoyo a la soberanía de Nicaragua, oponiéndose al financiamiento estadounidense para los Contras en la década de 1980, y hoy en día mantenemos nuestro apoyo a la independencia de Nicaragua frente los Estados Unidos. Estamos aquí para compartir nuestras observaciones sobre Nicaragua y su relación con Estados Unidos, basadas en nuestras propias experiencias y nuestras muchas comunicaciones con amigos en Nicaragua.

Primero, queremos agradecer al Senador Chris Van Hollen (Demócrata de Maryland) por NO copatrocinar la Ley RENACER. Le pedimos ahora que utilice su voz y su voto para oponerse a dicha ley. El propósito de nuestra visita de hoy es decirles a ustedes (y a él) en voz alta y clara que sus electores no quieren que se apruebe este proyecto de ley, ya que causaría daño y sufrimiento al pueblo nicaragüense.

Ahora me referiré a los planteamientos políticos sobre este tema que le enviamos. Nos preocupa que la Ley RENACER, si se aprueba, tiene el potencial de imponer sanciones a más de la mitad de la población en Nicaragua:

    Funcionarios Gubernamentales

    Miembros de la Policía Nacional

    Miembros de las Fuerzas Armadas

    Miembros del Consejo Supremo Electoral

    Miembros del partido FSLN y sus familias

    Cualquier persona considerada corrupta por Estados Unidos

Ello causaría un grave daño financiero al pueblo nicaragüense y a su economía nacional. Además, ya hemos visto los resultados de la Ley NICA. Aunque las «necesidades humanas básicas» supuestamente están exentas, debido a la «irrestricta aplicación» de esta Ley, Nicaragua no recibió subvenciones o préstamos de instituciones financieras internacionales durante todo 2019 y la mayor parte de 2020, y luego solo una mínima cantidad de ayuda de emergencia. Con una mayor presión estadounidense sobre estas instituciones exigida por la Ley RENACER, el daño se multiplicaría.

Ahora quiero citar brevemente las declaraciones de cuatro vecinos de Limayque les hicimos llegar, quienes hablaron sobre los efectos de las sanciones y sus sentimientos respecto a su gobierno. (Cambiamos sus nombres, solo para garantizar su seguridad).

    María (profesora): “La situación que vivimos no afecta solamente a una persona; afecta a toda Nicaragua. Para nosotros en educación, por ejemplo, dependemos de la estabilidad económica para pagar nuestros gastos y nuestros salarios. Con las sanciones, no vamos a tener el dinero para que nuestra economía sea solvente «.

    Azucena: “Ellos [la oposición] vienen de Estados Unidos alardeando de que han hecho esto y aquello para que hagan esto o aquello ‘por la democracia’. ¿Cuál democracia? ¿A qué llaman democracia? Tal vez hay ‘democracia’ para los ricos y una ‘democracia’ diferente para los pobres».

Las siguientes son presentaciones escritas adicionales de residentes de Limay:

    Más de Azucena: Hay tantas cosas, el gobierno busca formas de ayudar a sus ciudadanos. A pesar de que el país es pobre, empobrecido, tenemos nuevos caminos y carreteras. La gente dice: «¿Cuándo hemos tenido esto?» «¿Cuándo hemos tenido la oportunidad de aprender sobre la vacunación y el cuidado de nuestros cerdos y vacas?» dijo una mujer sencilla y muy humilde. ¡Esto conmueve el corazón! Los beneficios que recibe la población son demasiados para enumerarlas. Entonces, lo que estamos pidiendo a los Congresistas es que analicen cuánto daño pueden hacer a los pobres porque saben que nuestro país es muy pequeño en este istmo entre América del Norte y América del Sur. Deberían pensar en cómo pueden ayudar y que no haya más represalias, no más de las que ha habido.

    Ricardo: Sí, en realidad estamos viviendo una situación difícil. Cualquier sanción nos afectará enormemente. Y cada vez que agregan sanciones, parece que quieren ahogarnos. Están afectando no sólo al gobierno, sino a la gente, a todos nosotros. La agricultura es el motor para desarrollar un país y algunas personas reciben ayuda de una agencia gubernamental, ¿verdad? Y esa ayuda se cortaría, no llegaría. Les pedimos que terminen con esto, porque queremos avanzar, con nuestro propio esfuerzo (y también con la ayuda de Casa Baltimore / Limay) para poder ver el progreso en este país, que ha sufrido mucho desde hace tiempo.

    José: Estados Unidos mismo parece, no sé, manipulador porque es como si fuéramos una marioneta, una colonia de Estados Unidos. No me parece lógico porque somos independientes, pequeños pero independientes. Parece que ellos, el país más poderoso del mundo, quieren elegir quién tiene el control. No pueden imponer sanciones cuando quieran, cuando no les guste algo. De hecho, hay gente aquí que de una forma u otra está pidiendo sanciones. Quizás quieran que sea como en 1980 con un bloqueo económico que nos tenía por el cuello….

Dicen que vivimos bajo represión, en una dictadura donde no podemos hablar, no tenemos libertad de expresión. Pero pueden decir lo que quieran y lo hacen. No estarían diciendo las cosas que dicen de Ortega si esto fuera una dictadura. Si Somoza estuviera aquí y alguien publicara la palabra «dictador», no volvería a publicar; estaría muerto. La gente dice lo que quiere, hasta obscenidades sobre Daniel Ortega. Los programas gubernamentales para ayudar a resolver las demandas de muchas familias, entregando semillas a los pequeños agricultores, para estas personas esto representa un problema. Dar préstamos para pequeñas empresas es un problema para ellos. Los limita; lo llaman opresión.

La Ley RENACER es muy impopular entre las personas que se están dando cuenta de ella. Le enviamos una copia de la carta de la organización que salió hace solo unos días. Obtuvo más de 40 firmantes iniciales al 5 de julio, 100 organizaciones se han sumado y ahora se está buscado más firmantes. También les enviamos la publicación del 29 de junio de Informe Pastran sobre una encuesta de M&R Consultores, que destaca el rechazo unánime a las sanciones por parte de su muestra de 1,000 nicaragüenses.

Jill Clark-Gollub en nombre de Amigos de América Latina: Me gustaría hablar sobre los derechos humanos en Nicaragua y sobre las sanciones.

    Derechos humanos en Nicaragua. La Ley RENACER pretende castigar al gobierno de Nicaragua por no tener un sistema electoral justo, violar los derechos civiles y perpetrar actos de corrupción. Permítanme abordar cada uno de esos puntos:

    El Consejo Supremo Electoral de Nicaragua fue reformado recientemente en respuesta a sugerencias de la OEA y es un organismo muy diverso.

    En materia de derechos civiles, las personas que han sido recientemente imputadas y arrestadas en Nicaragua, no fueron arrestadas por autoproclamarse “precandidatos” en las próximas elecciones. De hecho, algunos de ellos ni siquiera son elegibles para postularse a cargos públicos porque no han vivido en el país durante los últimos cuatro años, y NINGUNO de ellos tiene un fuerte respaldo entre la población, ni siquiera cuentan con el apoyo de un partido político. Están acusados ​​por actos criminales que incluyen lavado de dinero, actuar como agentes extranjeros ilegales y abogar por el derrocamiento de su gobierno; todos estos cargos conllevarían un castigo más severo en los Estados Unidos. Los partidos de la oposición son libres para participar en las elecciones, y 17 de éstos lo están haciendo. Parece que la política del Departamento de Estado -a través de su embajada en Managua- ha sido alentar que la oposición se una en torno a un solo candidato (con la esperanza de conseguir hasta el 21% de los votos), pero eso no se ha logrado. Ahora parecen estar recurriendo al Plan B: crear caos y tratar de deslegitimar las elecciones.

    Y, en tercer lugar, la acusación de corrupción suena hueca, cuando los aliados más cercanos de Estados Unidos en América Latina son Colombia y Honduras, indiscutiblemente los narcogobiernos más corruptos de la región. En Nicaragua, el beneficio de la inversión pública es visible en todas partes. Desde que Daniel Ortega asumió el cargo en 2007, las carreteras del país pasaron de las peores de Centroamérica a las mejores; Se han construido 19 hospitales y la fuerza laboral en el sector de salud pública casi se ha duplicado; según los investigadores de Johns Hopkins, el país tiene el número de muertos por COVID-19 más bajo del hemisferio. Medio millón de familias han recibido casas y tierras; las comunidades indígenas y afrodescendientes están prosperando como nunca antes en la Costa Caribe y la educación desde la escuela hasta posgrado es gratuita y accesible para todos los nicaragüenses. De hecho, el Banco Mundial, el FMI, el Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Centroamericano de Integración Económica, todos han dicho que el gobierno de Nicaragua tiene uno de los mejores antecedentes de América Latina en la ejecución de proyectos con fondos de ayuda multilateral.

Además, se tiene que mencionar que la narrativa dominante en los EE. UU. es que el repentino brote de violencia en Nicaragua en 2018 se desató por la represión del gobierno. La gente que conocemos en Nicaragua no lo ve así; llegaron a ver a los verdaderos perpetradores como agitadores de la oposición que usaban fondos estadounidenses para coaccionar violentamente a la población para que cambiara al gobierno.

2. La realidad de las sanciones en un determinado país:

Las sanciones son guerra. Son tan mortales como las balas y las bombas. Podemos mirar a los 39 países que Estados Unidos ha sancionado para ver lo que traerá a Nicaragua.

Un estudio dijo que las sanciones causaron 40,000 muertes en Venezuela entre 2017-2018, mientras otro dijo que han sido 100,000 muertes. Y todos hemos visto a Cuba estrangulada en las últimas décadas por el aislamiento económico y comercial de Estados Unidos que se aplica severamente; es decir, todos los aliados de Estados Unidos tienen miedo, o se sienten intimidados por completo, de hacer negocios con Cuba. Esto ha afectado su desarrollo y capacidad para proporcionar cosas básicas como jeringas para administrar vacunas COVID (Friends of Latin America ha estado contribuyendo fondos para eso).

Las sanciones matan al destruir economías, causan hiperinflación y desempleo, por lo que la gente no puede pagar las necesidades básicas. Impulsan la fuga de capitales de los países a medida que las corporaciones y los bancos buscan distanciarse y evitar ser blanco de sanciones. Cuando las industrias se trasladan a otra parte o no pueden obtener los materiales que necesitan, se pierden puestos de trabajo. La infraestructura básica se ve perjudicada a medida que se pierde financiamiento y experiencia. (Las Sanciones Matan |)

Un estudio encontró que las sanciones contribuyeron a la muerte de 4.000 norcoreanos en 2018, la mayoría de ellos niños y mujeres embarazadas. A principios de la década de 1990, las sanciones de Estados Unidos contra Irak provocaron la muerte de hasta 880.000 niños menores de cinco años debido a la desnutrición y las enfermedades.

No queremos esto para las personas inspiradoras que conocimos en Nicaragua, que están cambiando su sociedad para una vida mejor. No quiero esto para mi madre anciana en Nicaragua, ni para ninguno de mis familiares.

Las sanciones son ilegales, inmorales y contrarias a los intereses de los ciudadanos estadounidenses. ¡Por favor, es URGENTE, dígale al Senador Van Hollen que DETENGA la Ley RENACER!

Finalmente, nos gustaría ofrecer la realización de una sesión informativa en la que los miembros del Congreso puedan escuchar de los nicaragüenses comunes y corrientes lo que piensan de este proyecto de ley y de la política estadounidense hacia su país. Podemos proporcionarle representantes de un grupo de mujeres, nuestra ciudad hermana, sindicatos, campesinos y representantes indígenas y afrodescendientes, para lo cual podríamos brindar interpretación simultánea a través de la plataforma Zoom.

Leslie Salgado, presidenta y cofundadora de Amigos de América Latina: Después de los eventos de abril de 2018 en Nicaragua, algunos de nosotros tuvimos preguntas sobre lo que realmente estaba sucediendo en Nicaragua. Esa es una de las razones por las que los miembros de Amigos de América Latina decidieron organizar una delegación para visitar Nicaragua en enero de 2020. En ese momento, el Departamento de Estado advirtió a los ciudadanos estadounidenses no viajar a Nicaragua. ¡Me alegro de haber viajado allí porque lo que encontramos es un país con gente amable, generosa y trabajadora que nos recibió! Pudimos ir a cualquier parte y hablar con cualquiera sin temor a ser acosados ​​o lastimados. Nos reunimos con varias organizaciones religiosas y comunitarias no sólo en Managua sino también en el campo. Lo que más me impresionó es que, a pesar de lo que el gobierno de Estados Unidos ha tratado de hacer contra Nicaragua durante tantos años, el pueblo de Nicaragua no guarda rencor contra el pueblo de Estados Unidos. ¡Dejen de aplicar sanciones y dejen vivir al pueblo de Nicaragua!

Marilyn Carlisle: Me gustaría subrayar el hecho de que la mayoría de los nicaragüenses son probablemente sandinistas. Si todos son castigados con sanciones, y especialmente si se incluye a sus familiares como ahora está escrito RENACER, se estaría perjudicando a la mayoría de la población directamente, no simplemente indirectamente, como lo hacemos (creo) con Venezuela, Irán, etc.

Basado en años de contacto por teléfono y ahora por Zoom con nuestros amigos y miembros de la Junta que toman las decisiones y administran los fondos para nuestros proyectos de Casa Baltimore Limay, así como mis observaciones durante 6 o 7 visitas, la gente se ha beneficiado en alimentos. autosuficiencia, salud, educación y tantas otras formas por parte de este gobierno, que no apoyarían ni su derrocamiento, ni un cambio de gobierno influenciado (nuevamente) por Estados Unidos.

Jennifer Atlee, Oficina de Amistad de las Américas: Esta semana se cumplieron 12 años desde un golpe de Estado apoyado por Estados Unidos en Honduras en 2009, que ha creado un desastre en todos los niveles sin un final a la vista. Un número sin precedentes de personas está huyendo de Honduras hacia los Estados Unidos. No queremos que esto le pase a Nicaragua.

El representante Jim McGovern recientemente hizo una declaración sobre el impacto devastador de las sanciones de Estados Unidos en Venezuela y reconoció que la intención de las sanciones es causar daño. Aplaudimos esa declaración e instamos al senador Van Hollen a que la considere.

Las personas en esta llamada tienen relaciones profundas y duraderas con personas en Nicaragua. Escuchamos de ellos diariamente, semanalmente, mensualmente. Nos dicen que apoyan a su gobierno, que viven en un país estable y seguro que funciona bien y se ocupa de los pobres, a diferencia de los gobiernos del Triángulo Norte que apoya Estados Unidos. Estas personas no tienen acceso al Congreso ni a los medios de comunicación de EE. UU, pero sus vidas se ven muy afectadas por ambos. Por eso estamos trayendo sus voces a usted y al senador Van Hollen. Les pedimos que no hagan daño.

Rick Kohn: La Administración Biden dice que quiere abordar la crisis de refugiados de Centroamérica mejorando las condiciones sobre el terreno. La mayor parte de la inmigración proviene de Honduras, Guatemala y El Salvador. No hay migración neta desde Nicaragua. Necesitamos preguntar por qué. ¿Qué están haciendo de manera diferente a Honduras, por ejemplo?

Desde que los sandinistas llegaron al poder, la tasa de pobreza se ha reducido a la mitad, hay oportunidades que incluyen educación gratuita hasta la escuela de posgrado, atención médica pública, bajas tasas de criminalidad y las personas encuestadas dicen que hay poca corrupción.

El objetivo de las sanciones es derrocar al gobierno de Nicaragua y reemplazarlo por otro diferente, como hicimos en Honduras. Si tiene éxito, tendremos un resultado similar al que hemos visto en Honduras. Sin embargo, es poco probable que tenga éxito en Nicaragua porque los sandinistas son demasiado populares (como dirían los medios de comunicación, atrincherados), pero en cambio el medio para lograr ese objetivo es crear pobreza y trastornos, y eso provocaría más emigración de Nicaragua. Tenemos una política de sanciones contra Nicaragua que está en conflicto directo con los objetivos de la Administración Biden de mejorar las condiciones de vida en Centroamérica.

Estados Unidos debería seguir promoviendo el comercio con Nicaragua. Nicaragua ha estado cumpliendo con el Tratado de Libre Comercio República Dominicana – Centroamérica (DR-CAFTA) firmado por una administración anterior. Nicaragua también ha estado sembrando árboles para capturar carbono en el marco de los programas de captura de carbono del Banco Mundial. Algunos han argumentado que mejorar la agricultura de exportación o la captura de carbono puede ser perjudicial porque la tierra puede usarse exclusivamente para la agricultura de exportación o para la captura de carbono, en cuyo caso puede causar escasez de alimentos en el país. En contraste, Nicaragua ha aumentado las exportaciones agrícolas y replantado bosques, pero dado que se enfocaron en mejorar la eficiencia agrícola y ambiental, también han logrado la autosuficiencia alimentaria. Estados Unidos debería alentar a Nicaragua a que continúe comercializando productos agrícolas y créditos de carbono. Deberíamos estudiar las políticas de Nicaragua para saber cómo mejoraron las condiciones de sus ciudadanos. Es de nuestro propio interés que las condiciones de vida mejoren en Nicaragua y en toda Centroamérica. Sanciones como la Ley RENACER harán exactamente lo contrario de lo que deberíamos estar haciendo.

Scott Hagaman: Todo el mundo ya ha cubierto elocuentemente lo que quería decir. En aras del tiempo, solo diré que insto al Senador Van Hollen, no sólo a NO apoyar la Ley RENACER, sino a trabajar activamente para derrotarla. Gracias.

Ellen Barfield: Mi esposo y yo vivimos en Nicaragua en 1996 durante la presidencia de Violeta Chamorro. Vimos las terribles medidas sociales, la mortalidad materna e infantil y la pobreza que se dispararon bajo ese régimen de derecha. Habíamos realizado una observación electoral antes de la elección de Chamorro, y nos avergonzamos profundamente ver anuncios de página completa en periódicos financiados por Estados Unidos que exigían constantemente que los nicaragüenses votaran como requería Estados Unidos. Eligieron a Chamorro por el cansancio y la desesperación después de los años de guerra de la Contra, y la cancelación de programas sociales causó gran angustia a la gente. Los sandinistas cuidan a la gente y las estadísticas sociales son muy buenas ahora. POR FAVOR, no permitan que la Ley RENACER vuelva a destruir la sociedad nicaragüense.
mem

también te puede interesar