Opinión

Sobre Alí Rodríguez

Grandes hombres, destacados revolucionarios como Tomás Borge, dirían que eres “de los muertos que nunca mueren”

Sobre-Alí-Rodríguez
Alí Rodríguez |

Pedro Penso |

Camarada Alí Rodríguez Araque, inicias tu tránsito a la inmortalidad, para vivir siempre en la memoria de los revolucionarios. Tu semblanza acompaña a quienes siguen yendo con alegría al combate por la vida. Como dijera tu compañero, el comandante Argimiro Gabaldón: “Somos la vida y la alegría, /en tremenda lucha contra la tristeza y la muerte”

Grandes hombres, destacados revolucionarios como Tomás Borge, dirían que eres “de los muertos que nunca  mueren”

Hermano Alí, tu vida la ofrendaste a servir al pueblo, encarnaste los versos de tu compatriota poeta, Andrés Eloy Blanco, que decían “vivir es desvivirse por los demás”. Eres nuestro heroico Comandante Fausto, nos resistimos a que el dolor nos asalte, para robarnos la alegría de saber que tu ejemplo quedo sembrado en la práctica de los que asumimos la revolución como un reto permanente. Por eso, los revolucionarios hemos conocido de tu desaparición física, con la convicción que heredamos de nuestros mártires y héroes, la de seguir luchando hasta vencer por la vida, la humanidad y la causa del socialismo en donde se conjugan ambas.

Comandante Fausto, como hombre excepcional, te conviertes en uno de los imprescindibles de la causa socialista, así como lo son Bolívar, Martí, el Che, Chávez y Fidel. Ello por tu devoción, convicción y compromiso con la acción revolucionaria te llevo a luchar diferentes frentes de lucha en el continente, siendo Centroamérica uno de ellos, donde combatiste como internacionalista, al tiempo que nos enseñaste como hombre de una inteligencia excepcional y una audacia sin par, que hay que combatir sin pausa y sin descanso durante toda la vida, sin claudicar nunca en los valores y principios revolucionarios; siempre estudioso de la historia y de la realidad concreta, de tus análisis prorrumpía siempre el acertado rumbo, que habría de hacer la nueva historia del pueblo.

Ese extraordinario y genial talento, que caracterizó tu papel de cuadro dirigente de la lucha revolucionaria, fue un pilar para la Revolución Bolivariana, en donde dejaste una profunda huella. Reconocemos que no hubo tarea que la revolución bolivariana te asignara que no cumplieras con rectitud, con probidad, idoneidad. Como ministro de la cartera de Energía y Petróleo y de Relaciones Exteriores, ejerciste esas funciones con compromiso y entrega. Además dejaste tu impronta como Secretario General de la OPEP y UNASUR, en donde representaste dignamente a la revolución bolivariana.

HONOR Y GLORIA AL CAMARADA ALÍ RODRÍGUEZ ARAQUE!

también te puede interesar