Opinión

Fragancia garantizada

“Chocolatito” y “Chocorroncito”, ¿acaso los perfumes buenos no vienen en frascos pequeños?

“Chocolatito” y “Chocorroncito”
“Chocolatito” y “Chocorroncito” |

José A. Quintero |

En posición de combate, “Chocolatito” y “Chocorroncito” pesan, entre ambos, escasas 217 libras. Empero, esos 98.63 kilogramos suman 72 victorias y solo una derrota en el panorama rentado. O lo que es lo mismo, Nicaragua, hoy, entre cuerdas, en materia de exquisitez, de olor a gloria, se sustenta en los pocos gramos y en la fragancia de estos pesos pequeños.

Román y Carlos son los máximos exponentes del boxeo nicaragüense en la actualidad. Hoy, González y Buitrago entrenan juntos alrededor de 4 horas diarias en el gimnasio Roger Deshon, ubicado en San Judas. Aun cuando el 2016 apenas comenzó, ambos tienen confirmadas sus primeras peleas, y se alistan con un único objetivo, alcanzar el éxito.

Para estos fajadores, este año se avizora como un período importante en sus carreras, que viven etapas totalmente diferentes. González buscará refrendar una vez más su título de las 112 libras del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), en tanto, Buitagro irá por la faja interina de las 105 libras de la Asociación Mundial (AMB).

Ahora –tal vez cuando usted nos lee-, “El Chocorroncito” hace sparring con nuestro “Chocolatito”, algo que, sin dudas, elevará su accionar sobre ensogado. La gran mayoría de los pesos menores quisiera tener esa oportunidad. Hablamos de cruzar guantes con el mejor libra por libra del planeta que habitamos. Además de escuchar sus consejos, observar sus movimientos, captar su capacidad de reacción y sus cualidades técnicas.

El tricampeón mundial retornará al cuadrilátero el venidero 5 de marzo. Su rival será el mexicano Giovanni Segura, uno que hace rato estaba en su órbita, y que no es ningún desconocido, aun cuando no salga favorito ante el pinolero.

La pugna se realizará en Los Ángeles, Estados Unidos, y acabará con las especulaciones que se escuchaban desde el mes de mayo del pasado año. En aquel instante, la excelsa demostración del nica en su debut por HBO, en el Forum de Inglewood, California, hizo que varios de los buenos fajadores de las 105, 108 y 112 libras se implicaran en contender con el principal boxeador del orbe en 2015.

No obstante, si nos interesamos un poco más en el tema, seremos capaces de percatarnos que la historia es aún más vieja, pues en 2011 el azteca retó en no pocas ocasiones a González para que se enfrentaran y así determinar quién era el número 1 en los pesos pequeños. Segura vivía su momento cumbre como campeón minimosca de la Asociación Mundial (AMB).

El tope nunca se concretó, en buena medida porque los promotores no se pusieron de acuerdo en la categoría a contender. Imagine que Giovanni ya hacía de las suyas en 112 libras, mientras que Román todavía dejaba boquiabiertos a todos en 108.

Dos pugilistas que suman, entre ambos, un buen total de 76 aniquilaciones, ante solo cuatro descalabros. El nicaragüense (44-0 38 nocauts) y el azteca (32-4, 28) gozan de buenos movimientos y de rectos que llegan con fuerza a las anatomías de los rivales. Y aunque no se han enfrentado, se puede establecer un paralelismo, pues una de las frustraciones de Segura fue ante el hawaiano Brian Viloria, que ya perdió hace unos meses ante el centroamericano.

Así, la escena está lista para un nuevo choque de trenes. Román regresará raudo y veloz como antes. Talento, fuerza, técnica, táctica, honor y amor a su bandera y a su pueblo le sobran para otra digna actuación.

En tanto, “El Chocorroncito” Buitagro reaparecerá en el escenario competitivo el 3 de febrero en Tailandia. Su meta será recuperar la faja mundial que perdió, precisamente, contra su rival de turno, el tailandés Knockout Cp Fresmart.

Este es uno de los detalles que hace crecer las expectativas camino al duelo. El nica perdió su invicto en octubre del 2014 frente a Knockout Cp, que salió herido, con la ceja izquierda cortada, pero que recibió votación unánime de los jueces de 115-113.

Buitagro tiene solo esa derrota en su trayectoria, y suma 28 éxitos, 16 de ellos por nocaut, al tiempo que el asiático continúa invicto en 11 presentaciones, seis de ellas consumadas por la vía rápida.

Estaremos en presencia de un pareo bien parejo, como en la primera oportunidad. Ambos tienen mucho en juego, aunque en este sentido el nicaragüense tiene más que perder, un segundo revés, y ante el mismo oponente, no sería nada positivo para su andar.

De todas maneras, hasta que llegue el 3 de febrero, y en espera del 5 de marzo, dos nicas andan luchando por mantener sus estatus de estrellas. La matemática se hace fácil, “Chocolatito” y “El Chocorroncito” marchan juntos hacia a la gloria, así que la fragancia está garantizada.
ros/jos

también te puede interesar