Opinión

Proceso decisivo

El avance en la matrícula escolar muestra ya resultados alentadores a menos de un mes de haberse iniciado

Proceso decisivo
|

Nivaldo Cantero Sardiñas |

Uno de los procesos más abarcadores que desarrolla cada año el país lo es sin dudas la realización de la matrícula de todos aquellos niñas y niños, adolescentes y jóvenes que se incorporan o se mantienen en el sistema educativo nacional,  el cual de forma gratuita les permite acceder a conocimientos imprescindibles que les servirán para toda la vida.

Pudiera parecer rutinario que cada año, en los propios medios de comunicación, sea por esta fecha una constante el anuncio de cómo marcha la matrícula escolar, cuántos ya han logrado hacerlo o qué facilidades se crearon, pero más allá del proceso en sí, deben analizarse otras connotaciones igualmente importantes.

La educación es una de las principales conquistas sociales que el Gobierno Sandinista rescató desde su vuelta al poder en el año 2007, luego de los desmanes de los desgobiernos neoliberales, que enterraron al país en la oscuridad y el analfabetismo, pues la recetas aplicadas durante esos 16 años no hicieron otra cosa que desmotivar y menospreciar a esta esfera social, una de las más importantes a atender por cualquier nación si se quiere salir del atraso y el subdesarrollo.

Y eso es precisamente lo que las autoridades sandinistas promueven hoy, es decir, la apuesta a una Educación para todos, no solo pensando en este momento inicial, sino en que su consecución rebasa, por mucho, las potencialidades actuales, para ser una apuesta al futuro, entendido como un proceso de preparación y formación de quienes en pocos años tendrán sobre si la responsabilidad de las riendas del país.

Hoy en Nicaragua se llevan adelante muchos proyectos, los cuales necesitarán fuerza calificada con el conocimiento necesario para entender la rápida evolución que está teniendo el planeta, fundamentalmente en el campo de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones.

Por todo ello, este paso que ahora se da en el país respecto al proceso de matrículas tiene un largo aliento y por tanto es una prioridad lograr que la mayor cantidad de infantes y jóvenes manifiesten su disposición de asistir a los centros educacionales, muchos de los cuales recibieron o reciben acciones de mantenimiento y reparación, política que en ocho años ha permitido el rescate de cientos de ellos, con lo cual las condiciones para el estudio y el aprendizaje han mejorado enormemente, bajo la premisa de contar con las condiciones adecuadas para realizar ese importante proceso docente educativo en todas las escuelas del país.

El proceso deberá contribuir a una planificación del año escolar 2016 más eficaz, a partir de una mejor asignación de la merienda escolar, la contratación de un mayor número de docentes, la entrega de textos escolares y de maletines con contenido didáctico para los profesores, de acuerdo con funcionarios vinculados a esta actividad.

Importante en esta batalla ha sido, también, el aporte de la familia, pues las que han entendido la necesidad de matricular a sus menores, igualmente estarán conscientes de lo mucho que significará para ellos llenarse de conocimientos y aspirar a un futuro más pleno y digno, donde el trabajo sea la manera honesta de recibir ingresos y poder dar sustento a quienes un día apostaron por la Educación como un principio y un derecho de todo aquel que llega a este mundo.

Hasta el momento se han matriculado, de acuerdo con cifras recientes, más de un millón de estudiantes en las distintas modalidades, de los cuales 21 300 pertenecen a la secundaria rural, con lo cual se consolida la restitución del derecho a la educación en el campo, uno de los propósitos de mayor alcance implementado en los últimos años.

El proceso de matrícula se desarrollará hasta el 12 de diciembre venidero, por lo que los padres deberán matricular a sus hijos en el nivel escolar correspondiente hasta esa cercana fecha.

Hoy el país, de cara a las festividades de Navidad y año nuevo, no olvida uno de sus pilares esenciales, la Educación, y en buena lid avanza hacia la mantención de uno de los derechos vueltos a conquistar por un gobierno que apuesta al mejoramiento humano, bajo el principio Cristiano, Socialista y Solidario de que en la Educación está el futuro de la nación.

también te puede interesar