Opinión

Una recomendación seria

Cualquier medida de seguridad es poca

Una recomendación seria
Una recomendación seria |

Manuel Segovia |

Son varios los artículos de La Voz del Sandinismo que podés leer acerca de la seguridad informática y el cuidado que debés tener al subir fotos, vídeos y datos personales a las redes sociales.

Les muestro un ejemplo que ha comentado Russia Today. “Un canadiense de ascendencia india se ha visto inmerso en un escándalo después de que alteraran digitalmente una de sus imágenes para convertirle en uno de los atacantes de los atentados de París de este viernes 13 de noviembre” reza la noticia, y muestra dos fotos de la misma persona.

En una de las fotos, el ingenuo y confiado señor se hace un selfie con un iPad. En la otra foto, el mismo señor con la misma ropa. Pero el iPad ha sido sustituido por un libro del Corán, y sobre su camisa han puesto un chaleco, al parecer, con explosivos.

La nueva foto con un pie que lo describe como un posible sospechoso de terrorismo y participante en los criminales ataques en la ciudad francesa, fue publicada en varios diarios europeos, cuando la situación se ha vuelto delicada e insegura para los millones de inmigrantes cuyo origen es el Medio Oriente o el norte de África.

Gracias al oportuno desmentido del hindo-canadiense, los hechos no trascendieron a mayores. De haber demorado par de horas más en hacerlo, una brigada de agentes SWAT, más otros de los servicios especiales de inteligencia canadienses, especialistas antiterroristas, policías, bomberos y vecinos enardecidos lo hubieran sacado de su casa arrastrado de los pelos de la barba.

Y después lo hubieran trasladado vestido de naranja y lleno de cadenas en un viaje “turístico” al Caribe con la primera escala en la base naval de Guantánamo. Quizás exagero un poco, pero por ahí está la cosa.

Todo, por una simple fotografía puesta a disposición de cualquiera.

No es el primer caso de chantaje, extorsión, amenazas y otros delitos criminales cometidos contra personas, o familiares de las personas, que confiadas suben al ciberespacio de las redes sociales, lo que debe ser para el disfrute personal o familiar.

A veces es un montaje para recibir dinero a cambio, pero otras veces es una triste realidad.

Veerender Jubbal, que así se llama nuestro protagonista, debe haber sentido un escalofrío bajando desde la nuca por su espalda desde que vio su fotografía trucada, divulgada rápidamente tras los atentados en la capital francesa. Y al leer que lo tildaban de terrorista no le quedó más remedio que comprar un paquete de Pampers talla XL, para usar en lo que aclaraba su situación. ¡Vaya susto!

también te puede interesar