Opinión

Los halcones-gallina

La Casa Blanca parece responder a presiones políticas de los republicanos y anuncia el envío de más tropas a Irak

Ejército estadounidense
Ejército estadounidense |

Alejandro Guevara |

Contrario a lo que dicen todas las encuestas el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció este miércoles el envío de 450 militares más a Irak “para entrenar las Fuerzas Armadas” de ese país, castigado por la violencia del Estado Islámico (EI).

Un comunicado de la Casa Blanca afirmó que las tropas de EE.UU. asistirán a los soldados iraquíes en una base militar situada en la gobernación de Al Anbar y «no participarán de ninguna manera en los combates».

El desplazamiento aumentará hasta aproximadamente tres mil 550 el número de uniformados estadounidenses en Irak.

Las autoridades de EE.UU. tienen programado también construir un campamento de entrenamiento en esta gobernación iraquí, la más grande del país y casi íntegramente controlada por los terroristas del EI.

Un oficial estadounidense especificó, hablando en condición de anonimato con un corresponsal de AP, que el campamento se desplegará en la localidad de Al Taqqadum, cerca de la ciudad de Habbaniya, un antiguo baluarte de las tropas coloniales británicas.

Empero, la decisión de Obama parece responder a presiones políticas desde el lado republicano, pues contradice las más recientes encuestas.

Según el portal antiwar.com, una pesquisa realizada por CNN/ORC, empresa de mucha reputación en este tema, mostró que la mayoría de los norteamericanos —55 por ciento— se opone a enviar de vuelta a Irak a tropas norteamericanas.

Otro estudio de la empresa Rasmussen es incluso más categórico: el apoyo para enviar las tropas ha bajado de 52 por ciento en febrero, a 35.

Pero en el país de “la libertad y la democracia” los círculos de poder también tienen voz y voto, acaso el único escuchado.

Y como si desafiaran las encuestas, por un lado el Pentágono comenzó a enviar de forma masiva más armas a Irak, una ayuda valorada en mil 600 millones de dólares.

Al mismo tiempo, los principales aspirantes a candidatos por el partido Republicano y el extremo Tea Party han declarado sus “convicciones” de que Obama debía enviar más tropas.

Al menos así lo hicieron los precandidatos Marco Rubio, Rick Santorum, Chris Christie y George Pataki, mientras Ted Cruz, el candidato del Tea Party, enarbola el fantasma de que el Estado Islámico puede lanzar “un ataque mayor” en Estados Unidos y deben poner las tropas en Irak y Siria para “cumplir la misión” antes de que asesinen a estadounidenses.

Nada que ver estos “presidenciables” con la ciudadanía, que se mofa de ellos al llamarlos halcones-gallina, pues ninguno de ellos ha puesto jamás un pie en un campo de batalla.

Pero los poderosos formadores de opinión pública son apoyados por el Quadrennial Defense Review 2014, el programa de defensa del Pentágono, que afirma que el ejército de Estados Unidos tiene que estar preparado para actuar en Europa, Oriente Medio, África del Norte, Asia del Sur, la región de Asia-Pacífico y América Latina. Podrían haberse ahorrado tantas especificaciones y haber escrito “todo el mundo”. ¿Usted no cree?

también te puede interesar