Opinión

Todo por la tercera edad

Los adultos mayores se han constituido en un sector prioritario en las políticas y programas sociales que impulsa el Gobierno Sandinista

adultos mayores
adultos mayores |

Nivaldo Cantero Sardiñas |

El mundo envejece. La tendencia es que cada vez son más las personas que pasan de los 70 años, y cada vez más la soledad acompaña a ese sector en la sociedad moderna. En los países desarrollados, el fenómeno es sumamente preocupante. En las sociedades capitalistas, ese signo se multiplica. Al tener las personas más jóvenes que trabajar para mantener al resto de sus convivientes familiares, no pueden brindar a estos la atención que merecen. Los ancianos quedan solos durante mucho tiempo, el dinero para mantenerlos debe salir del sudor de quienes, lamentablemente, no pueden cuidarlos como se merecen.

Nuestra sociedad también va envejeciendo. No escapamos de la tendencia planetaria de contar cada vez más con personas mayores de los 70 años. Datos consultados indican que la esperanza de vida en el país supera los 74 años. Y seguirá en ascenso esa cifra, como parte de los esfuerzos que realiza el país para mejorar índices como esos, impensables en las épocas oscuras de los gobiernos neoliberales.

A la par, aumentan también los programas de atención a quienes hoy ya sobrepasaron la edad laboral activa. Es una realidad, a la que el Gobierno Sandinista hace frente desde su vuelta al poder en el 2007. La compañera Rosario lo recordaba recientemente, cuando nos informaba la decisión del Comandante Daniel de aprobar el incremento de la pensión reducida a 32 500 adultos mayores, con lo cual se da respuesta a una demanda de ese sector de la sociedad nicaragüense.

Y agregaba que recibían 55 millones de córdobas, los que se incrementa a 80 millones, que serán distribuidos según los rangos.

Excelente noticia esta, que nos llega de orgullo y regocijo. Pero deseo ir un poco más al fondo de un asunto que resulta esencial en las actuales circunstancias.

La atención a estas personas, es además, un tema de alta sensibilidad social. Se trata de quienes hoy están una etapa superior de sus vidas, después de haber entregado todo a la sociedad y sus familias. Son nuestros antecesores, quienes lo dieron todo para que nosotros hoy estemos aquí.

Por eso hay que tratarlos con respeto y cariño. Darles, o si se quiere, devolverles, todo lo que una vez nos entregaron sin preguntar nada, buscando la manera de que pudiéramos salir adelante a partir de sus esfuerzos y entregas.

Es justo eso, lo que ha defendido la Revolución Sandinista en estos ocho años de gobierno, que se asegure una vida digna a cada uno de los adultos mayores de la nación, y lo ha hecho no solo de palabra, sino a través de hechos, como el que mencionaba Rosario, pero también con muchos otros, que tienen que ver con la creación de facilidades para su atención integral, con el apoyo a las familias con personas de esa edad con problemas, con la restitución de sus derechos más elementales.

Traigo a colación ahora las palabras de Porfirio García, presidente de la Unidad Nacional del Adulto Mayor, quien resaltó entre los logros alcanzados durante este nuevo gobierno sandinista, la  restitución de la pensión reducida – eliminada durante los gobiernos neoliberales –, los avances en la atención de salud y la entrega de aparatos para la movilidad asistida de personas de la tercera edad.

Los adultos mayores se han constituido en un sector prioritario en las políticas y programas sociales que impulsa el Gobierno Sandinista, entre los que podemos mencionar el Plan Techo, Usura Cero, Bono Productivo, la entrega de paquetes alimentarios y otras iniciativas en las que también son protagonistas.

Lo alcanzado hasta la fecha es la atención más abarcadora posible hacia nuestras abuelas y abuelos, lo cual ha sido realidad gracias a las políticas del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional. Pero ello es solo una parte de lo realizado. Las autoridades no cejan en su empeño de establecer cuanto programa pueda beneficiarlos. Los adultos mayores son una prioridad y las políticas ejecutadas dan fe de ello. Todo por la tercera edad, es también otra acción prioritaria del actual gobierno de nuestra Nicaragua.

también te puede interesar