Opinión

Todo por la alimentación

Esta esfera de la vida es garantía del desarrollo social

Agricultura
|

Nivaldo Cantero Sardiñas |

Se avecina uno de los momentos definitorios en cuanto al tema alimentario en Nicaragua se refiere. Estamos ya a la entrada de la temporada para la Siembra de Primera, rutina que se repite cada año en nuestro país y que toma cuerpo cuando en cada rincón con posibilidades de sembrar se inicia este necesario ritual.

Lo realmente extraordinario es que este proceso de todos los años, ha ido alcanzando con el transcurso del tiempo un nivel organizativo encomiable, partiendo de que este tema es de una alta prioridad para el Gobierno Sandinista, por lo que significa para lograr una alimentación adecuada y por el componente que tiene en cuanto a la seguridad alimentaria del país.

Sí, porque cuando se está preparando el periodo al que hacemos referencia, se está pensando en la garantía que tendremos de un grupo de alimentos que la nación debe producir, en la búsqueda de la independencia alimentaria, para cada día más tener que depender menos de la importación de productos para la dieta del nicaragüense y que si no producimos tenemos que comprar, muchas veces o mejor, la mayoría, a precios prohibitivos, lo que se traduce en grandes erogaciones de dinero que podrían utilizarse en otros fines.

Pero en los últimos años, y soy testigo de ello, las autoridades convocan a los análisis para lograr una campaña de siembra lo mejor posible, en un contexto donde debe analizarse el régimen de precipitaciones, pues la lluvia, que siempre es bienvenida por las razones que todos conocemos, también pone su cuota de inestabilidad cuando llegan a destiempo. Y con todo lo que nos sucede hoy debido al cambio climático, ya bien se sabe que no es posible conocer exactamente cómo se comportarán los meses siguientes. No obstante, no todo puede dejarse a la espontaneidad. Así, la reciente reunión de los alcaldes de todos los municipios del país es también otra señal de la preocupación del gobierno ante la necesidad de garantizar las siembras y reducir al mínimo posible las consecuencias que pueda provocar la lluvia en esta temporada de invierno.

Hay que estar preparados para las contingencias que puedan derivarse de estos fenómenos meteorológicos. Nada puede descuidarse, y cumplir con lo establecido, puede ayudar a minimizar las afectaciones.

Ganado

El Gobierno Sandinista prioriza la alimentación de la población como garantía del desarrollo social

Las instancias del Poder Ciudadano mostraron en el Encuentro Nacional de Gobiernos Locales, realizado recientemente, su disposición al acompañamiento permanente a esta actividad, como ha sido desde la llegada al poder en el 2007 del Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional encabezado por Daniel y Rosario, pues esa práctica ha dado importantes dividendos a la hora de realizar la cosecha.

Decimos esto porque cuando se prepara bien la tierra, se garantizan los insumos, se prevén respuestas ante situaciones que pueden ocurrir, la posibilidad de mejorar los resultados y los rendimientos en los cultivos que se obtienen siempre es muy superior.

Pero para lograr una buena siembra de granos básicos y además un fortalecimiento de la ganadería, hay un grupo de componentes que deben acompañar al proceso. En primer lugar, se trabaja en la capacitación de los agricultores que son el eslabón esencial. Sin fuerza de trabajo preparada y orientada, lo que se obtenga no será lo previsto. Demostrado está. Paralelamente, el Gobierno continúa trabajando en las diversas zonas, garantizando carreteras y caminos, lo cual es fundamental para que la producción pueda ser sacada. También diversas instituciones acompañan a los agricultores con la transferencia tecnológica, todo ello en coordinación con las autoridades municipales.

Esto de lo que hablamos es de una alta importancia para las autoridades, partiendo de que garantizar la seguridad alimentaria de los nicaragüenses, de hecho se convierte en una responsabilidad que está en correspondencia con las líneas de trabajo que el gobierno sandinista ha impulsado en aras de garantizar, también, la seguridad nacional del país. Sin alimentación, no hay seguridad para el desarrollo. Ese principio está presente en cada acción y es guía para el trabajo en este campo. La alimentación es también garantía del desarrollo social. El Frente Sandinista lo sabe y por ello la prioriza. Algo más para sentirnos cercanos a quienes hoy deciden el futuro de nuestra Nicaragua.

también te puede interesar