Opinión

De manipuladores y tergiversadores

Manipulación, insidia, tergiversación, son armas que los malvados utilizan para atacar, sin pruebas, a personas e instituciones con tal crear la duda y el caos a su alrededor

Secreto, manipulación
|

Juan Maltes |

El pez por su boca muere y el alacrán se mata asimismo con su ponzoña venenosa. El que odia y se amarga la vida queriendo infructuosamente amargar la vida de los demás, sin lograrlo, también se consume en sí mismo hasta extinguirse.

Manipulación, insidia, tergiversación, son armas que los malvados utilizan para atacar, sin pruebas, a personas e instituciones con tal crear la duda y el caos a su alrededor.

Los manipuladores y tergiversadores callan las buenas obras de quienes no comulgan con sus nefastas “ideas” y si alguna persona, digamos un empresario, el que supuestamente debería estar a su lado, lo atacan sin piedad.

Los manipuladores y tergiversadores ponen en boca de una persona, frases que nunca dijeron con el único propósito de confundir a un determinado sector de la sociedad.

Estos tristes personajes no se detienen ante nada ni ante nadie, y atacan sin piedad ya sea a un obrero, un empresario, o un gobierno por el solo hecho de buscar una concertación entre todos los sectores de la vida nacional.

Todo esto viene a colación por la campaña manipuladora y tergiversadora lanzada desde hace mucho tiempo por el derechista Diario La Prensa, contra todo lo que signifique bienestar para el pueblo nicaragüense.

Ardido y molesto porque la empresa privada, trabajadores y el Estado han logrado grandes concertaciones con el Gobierno que presiden el Comandante Daniel Ortega y la Primera Dama Rosario Murillo, el diario La Prensa ha continuado manipulando, sin ningún rubor, el acontecer de la vida nacional.

En los últimos días, el propio presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), José Adán Aguerri, se ha visto obligado a desmentir públicamente al diario La Prensa por la manipulación sobre la Ley de Concertación Tributaria.

Tergiversando el contenido, el Diario La Prensa dijo que la Ley de Concertación Tributaria estaba cobrando más impuestos al sector agropecuario.

Inmediatamente vino la reacción del COSEP y el propio señor Aguerri le aclaró al diario La Prensa que lo publicado NO ERA NADA NUEVO, porque ya había aparecido en La Gaceta, Diario Oficial, el 17 de diciembre del año 2012. Fíjese bien el lector que lo publicado por el recalcitrante diario La Prensa había sido publicado HACE CASI DOS AÑOS.

Pero eso no le importó a ese periódico y se fue al baúl de los recuerdos a buscar cómo mentirle a sus cada día menos lectores.

No contento con el “tapa boca” que le puso el señor Aguerri, y dentro de la arrogancia que le caracteriza al diario La Prensa, la emprendió de nuevo contra el COSEP por no apegarse a sus designios y sus órdenes como lo hizo en el pasado.

En un abusivo y ofensivo artículo, el Diario La Prensa acusó al COSEP de “arrogarse el rol de los políticos en la Asamblea Nacional.

Pero la realidad es todo lo contrario y de acuerdo al señor Aguerri, el COSEP no le ha permitido a los políticos suplantar el rol que a ellos les corresponde.

Y es que la realidad, transparente como el agua pura, es que los llamados grupúsculos de oposición no son capaces de manejarse ni ellos mismos.

Con firmeza y sin mencionarlo, Aguerri le dijo al diario La Prensa que ni ese rotativo ni los grupúsculos partidos de oposición los volverían a suplantar en su rol de buscar el bienestar del pueblo nicaragüense a través de la concertación con el Gobierno Sandinista y los trabajadores.

Y es que en el pasado, el diario La Prensa ejercía un dominio total sobre la empresa privada a la que le obliga a realizar lo que ellos mandaban. Al parecer, eso terminó por la contundencia en la respuesta de Aguerri a ese rotativo.

Pero la tergiversación  y manipulación del diario La Prensa no se limita a su confrontación con la empresa privada, sino contra todo lo bueno y excelente que está sucediendo en Nicaragua con el Gobierno de Daniel y Rosario.

Asi vemos como La Prensa ataca sin piedad, y sin base alguna, el proyecto del Canal Interoceanico, buscando “reacciones”, de raccionarios por supuesto, quienes, sin conocimientos, dan “opiniones” contrarias que alegran a ese periódico.

Así vemos también cómo buscan desvirtuar el diálogo emprendido entre el Presidente Daniel Ortega y la Primera Dama Rosario Murillo, con los miembros de la Conferencia Episcopal de Nicaragua y publican mentiras como los cuentos de Perogrullo.

También La Prensa manipula y tergiversa miserablemente sobre las excelentes noticias que se originan en el exterior, elogiando el desarrollo que se observa cada día en Nicaragua y el combate frontal a la pobreza que Daniel y Rosario se comprometieron erradicar.

Como decíamos al comienzo, el pez muere por su boca y el alacrán se mata así mismo con su ponzoña venenosa.

también te puede interesar