Opinión

La CIDH, como manzana podrida, se llena de gusanos y lombrices

La Comisión montó en Washington otro circo en su 150 sesión

Comisión Interamericana de Derechos Humanos
Comisión Interamericana de Derechos Humanos |

Percy Francisco Alvarado Godoy |

Desde octubre de 2013, durante la 149 sesión de la CIDH, se inició la “invasión” de gusanos dentro de la OEA, los que montaron un show mediático durante las audiencias manipuladas y reconocidas como “Situación de los Defensores y Defensoras de los Derechos Humanos en Cuba y “Situación de los Derechos Humanos de las Damas de Blanco en Cuba”. Los primeros en entrar en la escena de este foro ridículo y tendencioso fueron las contrarrevolucionarias Berta Soler, Yris Pérez Aguilera, Jorge Luis García Pérez Antúnez y Rolando Rodríguez Robaina.

Esta vez la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, ubicada en  Washington, montó otro circo en su 150 sesión, iniciada el día 24 de marzo y que culminará el próximo día 4 de abril. Las vedettes de turno, en esta oportunidad, son otros mercenarios de la misma cuestionada estirpe: Laritza Diversent, Yaremis Flores, Veizant Boloy, Roberto de Jesús Guerra Pérez y Julio Aleaga Pesant Pesant.

Como era de esperarse, el sitio Martinoticias se apresuró en dar cobertura mediática a las falsarias declaraciones de estos manipuladores de oficio. Allí fueron tergiversados, con la misma manida distorsión, los temas de los derechos humanos y la democracia en nuestra patria. Gusanos y lombrices encontraron su manzana podrida.

El sitio de la VOA, por su parte, continuó sus ataques mediáticos contra el gobierno legítimo venezolano, encabezado por Nicolás Maduro.  Su cobertura a la participación de los virulentos medios de prensa de la derecha venezolana, con el propósito de fabricar supuestas agresiones a periodistas y limitaciones sobre la libertad de prensa, se inició con la presentación del fantoche Marco Ruiz, secretario general del SNTP, quien exigió a la Comisión pronunciarse fuertemente contra el gobierno bolivariano, como parte de la guerra ideológica que se libra contra el mismo dentro y fuera de Venezuela.

El montaje mediático contra Maduro será ejecutado por representantes del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Prensa, el Colegio Nacional de Periodistas, Espacio Público, el Centro de Derechos Humanos de la UCAB y el Instituto Prensa y Sociedad (IPYS), quienes portarán un abultado y tendencioso reporte de falsas denuncias el día 28 de marzo.

Mientras tanto una delegación de legisladores de la derechista Mesa de la Unidad Democrática (MUD) realizará una gira por nueve países del hemisferio para buscar apoyo en sus planes desestabilizadores contra el gobierno de Nicolás Maduro. La gira incluye, por supuesto, a países confabulados con la guerra mediática contra Venezuela, tales como Chile, Perú, Colombia, México, Canadá y los  EE.UU. En otros casos como Argentina, Uruguay y Brasil, sostendrán encuentros con partidos conservadores.

La delegación de la MUD pretende cuestionar las soberanas posiciones adoptadas por naciones como Argentina, Nicaragua, Bolivia y El Salvador, entre otras, por su declarado apoyo al gobierno de Maduro.

Todas esas desesperadas manipulaciones de la gusanera anticubana y la derecha fascista de Venezuela, permitidas en un foro parcializado como lo es la CIDH, no harán otra cosa que legitimar sus acciones desestabilizadoras contra Cuba y Venezuela. La impotencia y frustración por no ver éxito en sus planes antigubernamentales es parte de la conspiración montada dentro de este ente de la OEA.

Tanto la CIDH, como la OEA, no podrán desvirtuar la verdad, como tampoco mermar el apoyo que rinden sus respectivos pueblos a los gobiernos de Cuba y Venezuela. Gusanos y lombrices encontraron en la 150 sesión el estercolero apropiado para validar sus infamias.

también te puede interesar