Opinión

Aumenta interés por el Canal Interoceánico de Nicaragua

De semana en semana crecen las empresas que se acercan para conocer del megaproyecto, por su importancia para el comercio mundial

Canal interoceánico
Mapa con una de las rutas proyectadas para el canal interoceánico. |

Redacción Central |

Managua.- El avance de los trabajos de factibilidad y de preparación para iniciar la construcción del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua es cada semana de más interés nacional e internacional, porque ya en este año empiezan las labores para la ejecución del proyecto, lo cual se manifestó en estos días en el país y otras latitudes del planeta.

La Universidad Politécnica de Hong Kong hizo público esta semana que recién concluyó un estudio efectuado por los especialistas Chi Mei Wong y Tsz Leung Yip, del Departamento de Logística y Estudios Marítimos de ese centro de altos estudios. en el que señala que la construcción de esa vía interoceánica en Nicaragua es una posibilidad real, de gran interés estratégico comercial para los continentes de Asia y América.

Esa gran importancia del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua se debe a los aportes que esta vía representa para el comercio y los nuevos medios de transporte marítimo, caracterizados por ser buques de gran tamaño, portacontenedores fundamentalmente, que no pueden pasar por el Canal de Panamá y que tendrían una ruta mucho más corta y económica a través del Gran Canal de Nicaragua.

Según criterios de estos especialistas chinos, los buques de carga pudieran en un futuro dividirse en dos grandes grupos y pasar los de mayor tamaño por Nicaragua y otros más chicos por Panamá, lo cual evitaría que las naves tengan que esperar varios días, a veces hasta una semana o más, lo que no solo demora la travesía, sino que se hace más cara la transportación.

Como el sistema del Gran Canal de Nicaragua es a través del río San Juan, fundamentalmente, el paso de los buques es mucho más rápido y esta revolucionará el comercio intercontinental, fundamentalmente entre Asia y el continente americano, por lo que muchos países, sobre todos los grandes, los de mayor comercio, tienen interés permanente sobre los estudios de factibilidad y construcción de la estratégica vía interoceánica.

Los especialistas chinos señalan que con esta vía interoceánica se fortalecerá especialmente la conexión entre el Lejano Oriente y la Costa Este de América del Sur y se convertirá en un corredor de energía para el Lejano Oriente, porque a los suramericanos les ayudaría en la exportación de mineral de hierro, petróleo crudo y otros recursos, mientras que China y otros países del Lejano Oriente de Asia estarían exportando productos terminados y semi terminados, reduciéndose considerablemente el tiempo de transportación entre las dos regiones.

Al respecto puntualizaron que el Canal de Panamá apenas permite el transito del cinco por ciento del comercio mundial, mientras crece la demanda de mercancías de un lado al otro del planeta y la aparición del Gran Canal de Nicaragua ofrecerá una buena opción para la navegación marítima comercial, porque abaratará los costos en el transporte y un mayor uso de las naves al estar menos días navegando en cada misión.

Venezuela, consideran los expertos, sería uno de los grandes beneficiados con un canal interoceánico por Nicaragua, porque le permitiría mover recursos energéticos al este de Asia, como petróleo y carbón y productos químicos como materia prima. Además, China importaría biomasa o biocombustibles para reemplazar el carbón.

Es por ello que muchos en el país, más del 70 por ciento de la población, están atentos a los estudios de factibilidad y el resultados de estos, así como del inicio de las obras para su construcción, aunque prácticamente se puede decir que ya se empezó, porque las escuelas técnicas y las universidades estudian la creación de programas de postgrado para profesionales y nuevos contenidos docentes para crear carreras que puedan ser útiles en la gigantesca obra interoceánica.

Muchos son los nicaragüenses están convencidos que con la construcción y después con su funcionamiento acabará el desempleo en el país y con ello la extrema miseria y el hambre, porque el país no solo tendría más inversiones extranjeras directas, sino más recursos para trabajos en las infraestructuras viales, de transportación, comunicaciones, salud y educación, entre otras que mejorarán la vida a todos los nicaragüenses.

Una reciente encuesta efectuada por M&R Consultores señaló que la construcción de un Canal Interoceánico en el país genera esperanza para los nicaragüenses, porque casi el 72 por ciento de 1 600 que se encuestaron opinó que la obra es un proyecto serio y que si los estudios determinan que es factible, será una realidad para el bien de todos.

Estos últimos grupos solo necesitarán unos meses para convencerse que están equivocados, porque desde que se dé luz verde a la construcción de las obras y que desde todos los puntos del país se trabaje en función del megaproyecto, entonces comprenderán por ellos mismos, sin dificultades, que el Gran Canal Interoceánico de Nicaragua no será solo la obra del siglo por su magnitud, sino por los beneficios para todos los que vivimos en el país.

también te puede interesar