Opinión

Los agoreros de la guerra se esfuman, ante un gobierno sandinista que trabaja sin descanso en favor del pueblo

(Por Juan Maltes) Los emblemáticos programas sociales del Gobierno Sandinista se consolidan día a día y las reuniones para profundizar y restituir los derechos del pueblo continúan

Redacción Central |

(Por Juan Maltes) Los emblemáticos programas sociales del Gobierno Sandinista se consolidan día a día y las reuniones para profundizar y restituir los derechos del pueblo continúan

Mientras las aguas se van calmando y los agoreros de la guerra se van esfumando, el Gobierno del Presidente Daniel Ortega y la Primera Dama, Rosario Murillo, no se detiene en su constante trabajo en favor del pueblo nicaragüense.

Los emblemáticos programas sociales del Gobierno Sandinista se consolidan día a día y las reuniones para profundizar y restituir los derechos del pueblo continúan.0

Las orientaciones provenientes de la pareja presidencial Ortega-Murillo no sólo van dirigidas a los encargados de escuchar la voz del pueblo de casa en casa, sino a los legisladores que tomarán posesión a partir del próximo mes de enero.

El triunfo arrollador del presidente Daniel Ortega y la Primera Dama, Rosario Murillo, en las elecciones generales del pasado seis de noviembre, es un mandato del pueblo, EL VERDADERO SOBERANO, para que continúen profundizando los exitosos programas sociales.

Esa aplastante victoria ha hecho reflexionar a una parte de los partidos opositores, quienes ya manifestaron su deseo de integrarse a la Asamblea Nacional para realizar una oposición constructiva que vaya en beneficio de los nicaragüenses.

LOS AGOREROS DE SIEMPRE

Sin embargo, aún quedan algunos agoreros de la guerra que, gracias a Dios, cada día se esfuman ante el rechazo del pueblo a la violencia que estos cuervos de mal agüero desean generar en nuestra Patria.

Esos agoreros son los mismos de siempre: El grupúsculo MRS y sus cabecillas Edmundo Jarquín, Dora María Téllez, Hugo Torres, Víctor Hugo Tinoco y otros del mismo piñal, como Vilma Núñez, del CENIDH, la que convirtió un organismo de la sociedad civil, en un partido político al servicio del MRS, es decir, al servicio de la guerra.

Ante esa situación, los miembros del PLI electos o no a cargos públicos, deben separar inmediatamente a los miembros del MRS, un partido político de papel, que no está interesado en el bienestar del pueblo, sino en su bienestar personal.

Es por eso, que el pueblo, con su sabiduría natural, les dio la espalda en forma rotunda y han brindado su apoyo de forma contundente al Presidente Daniel Ortega y la Primera Dama, Rosario Murillo, para que continúen profundizando la RECONCILIACION Y LA PAZ CON TRABAJO entre todos los nicaragüenses.

LOS INTERESES DEL PUEBLO SON PRIORITARIOS

Los intereses personales con que los partidos de la derecha gobernaron durante los nefastos 16 años de gobiernos neoliberales HAN TERMINADO, SEÑORES. Desde hace cinco años se gobierna para el beneficio de las grandes mayorías, es decir, EL SOBERANO, y así continuará por mucho tiempo el Gobierno Ortega-Murillo, restituyendo los derechos de los nicaragüenses con dignidad y justicia.

Y es que en este Gobierno Sandinista los intereses del pueblo SON PRIORITARIOS. Los intereses de la Patria SON PRIORITARIOS. Los intereses del pueblo SON PRIOTARIOS. Esos son los intereses de este GOBIERNO SANDINISTA dirigido por el Presidente Daniel Ortega y la Primera Dama, Rosario Murillo, elegidos abrumadoramente por el pueblo, EL SOBERANO.

Y es por eso que el Presidente Daniel Ortega le ha enviado un mensaje a los diputados sandinistas electos, en el sentido que recuerden que el pueblo los eligió y que, por lo tanto, el pueblo siempre debe ser primero.

Los diputados Sandinistas electos, entonces, como explicó el Presidente Ortega, deben integrarse a la Asamblea Nacional pensando primero en la Patria y por último en la Patria. Es decir, pensar siempre en la Patria que es pensar en el bienestar del pueblo.

El mensaje del Presidente Daniel Ortega fue reforzado por la Primera Dama, Rosario Murillo, quien explicó que la agenda parlamentaria debe estar siempre al servicio del pueblo que los eligió.

Y efectivamente, los legisladores Sandinistas deben consultar constantemente con EL SOBERANO, es decir, con el pueblo nicaragüense que vive un presente luminoso y espera un futuro, un porvenir brillante.

Sin embargo, para materializar todo eso, como ya lo anunció el binomio Ortega-Murillo, es necesario trabajar duro para que cada día se restituyan los derechos que les corresponden al pueblo y que, como ya explicamos, fueron conculcados por los gobiernos neoliberales que gobernaron exclusivamente pensando en sus intereses personales.

también te puede interesar