Opinión

¿Fijación o venganza política?

Los empresarios mediáticos jamás perdonarán a los sandinistas, y su gobierno, por propinarles esa nueva derrota en las urnas, razón por la cual, inventaron el supuesto fraude que, además, se ha tornado un tema recurrente utilizado para desprestigiar a nuestro país ante la comunidad internacional

Redacción Central |

Desde hace algún tiempo, los nicaragüenses hemos tenido que soportar la imposición de informaciones de los empresarios de los medios de comunicación, quienes por intereses políticos y económicos, sirven su agenda privada en primera plana como si se tratase de temas de interés nacional.

Precisamente por ese empecinamiento de anteponer sus intereses personales a los de la nación, es que se proyectan con un entumecimiento de ideas y como que se les acabó la capacidad de generar temas que verdaderamente muestren la realidad de lo que acontece en nuestro país.

Los empresarios de la comunicación saturan a sus lectores con informaciones abordadas con insidia y cuyos contenidos son monotemáticos.

Por ejemplo, a inicios de la gestión del presidente Ortega, los temas giraron en torno a que si Daniel despachaba en la casa color mamón, a como lo hicieron sus antecesores; a que si usaba o no usaba traje cuando participaba en los foros internacionales; a cuestionar la labor de la compañera Rosario Murillo; y hasta a criticar la renovación de los logos y emblemas del gobierno.

Todo indica que como se les acabaron los argumentos para atacar a la Revolución, la emprenden contra la vida privada del mandatario y su familia y contra los aspectos internos del partido. Es tan burda la campaña contra el gobierno, que continúan intentando vincularlo a todo tipo de hechos, incluyendo a actos criminales, como el de una joven asesinada en un motel de Tipitapa, en el colmo de la falta de ética y profesionalismo que tanto predican.

Y cuando no hablan de la “mala gestión” que según ellos, realiza el gobierno; ponen en el tapete la supuesta vida extravagante del presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas.

Es tal la fijación que La Prensa tiene con Rivas, que le ha dedicado sendos espacios y editoriales, dando a conocer con lujo de detalles los días que éste se toma de vacaciones para viajar junto a su familia, información que presuntamente ha sido proporcionada por Migración y Extranjería.

Para continuar su obsesión contra el magistrado, el diario recientemente encontró muy convenientemente a un abogado que lo acusó ante la Fiscalía “por las evidencias de supuestos delitos de fraude aduanero en la introducción de un yate lujoso, enriquecimiento ilícito, peculado y malversación de caudales públicos”.

En el caso del presidente, la arremetida mediática obedece a que la derecha había jurado que Ortega jamás volvería a gobernar Nicaragua. No le perdonan que nuevamente los haya desplazado del poder político.

Pero en cuanto a Rivas ¿Cuál es la verdadera razón de la permanente embestida mediática contra él?, ¿Será que a la ciudadanía le importe tanto la vida de Roberto Rivas?, al menos a mi me importa un comino. No como, ni dejo de comer si el magistrado Rivas viaja o se queda en Managua.

Supongo que existen varias motivaciones para esos ataques, pero creo que una de las principales es porque Rivas, en calidad de titular del Poder Electoral, no pudo satisfacer las ambiciones de los negociantes de la información.

Rivas cayó en desgracia ante los dueños de La Prensa porque en más de dos procesos electorales, no les adjudicó la impresión de las boletas electorales que les dejaría millonarias ganancias, y al contrario se las asignaron a sus parientes de El Nuevo Diario.

La arremetida mediática contra Rivas no se hizo esperar. Empezaron a publicar la supuesta corrupción del magistrado, sin mostrar pruebas, “informaron” que es propietario de varias aeronaves, que viaja seguidamente a Costa Rica, en donde se alberga en una lujosísima mansión, y que es protegido del Frente Sandinista por su estrecho vínculo con el cardenal Miguel Obando y Bravo, entre muchísimos señalamientos.

Los ataques se profundizaron en las elecciones de noviembre de 2006, cuando los propietarios de los medios de comunicación fracasaron en sus pretensiones de colocar en la silla presidencial a su representante y socio banquero, Eduardo Montealegre.

Los negociantes de la información habían apostado que el acaudalado banquero, por disposición divina, estaba predestinado a continuar respaldando el enriquecimiento de la oligarquía mediática, dando continuidad a la política de los diecisiete años que gobernaron los tres últimos ex presidentes Violeta Barrios (socia de ese diario), Arnoldo Alemán y Enrique Bolaños, quienes les garantizaron una buena tajada del pastel publicitario gubernamental y exorbitantes exoneraciones, entre muchos favores que obtuvieron.

Aunque Alemán sufrió los embates de La Prensa por ordenar el cobro de una millonaria deuda que el diario tenía en concepto de impuestos que no había pagado al Fisco. El entonces mandatario recibió una violenta remecida con acusaciones de corrupción.

Bueno, la ofensiva propagandística desplegada a favor de Montealegre, fue acompañada de entrevistas, discursos, encuestas y otros instrumentos mediáticos, no obstante, resultó derrotado en las urnas por la mayoría del pueblo nicaragüense, que prefirió conceder su voto al actual gobernante Daniel Ortega.

No se conformaron con la derrota electoral de 2006 y volvieron a tropezar con la misma piedra, porque insistieron en postular a Montealegre como candidato a la Alcaldía de Managua.

Por supuesto que jamás perdonarán a los sandinistas, y su gobierno, por propinarles esa nueva derrota en las urnas, razón por la cual, inventaron el supuesto fraude que además se ha tornado un tema recurrente que utilizan para desprestigiar a nuestro país ante la comunidad internacional.

Ojalá que rectifiquen su política informativa porque de continuar empecinados, perderán a muchos lectores, oyentes y televidentes que ya están hartos de tanta basura informativa.

también te puede interesar

Bandera de Nicaragua

Nota del Gobierno de Nicaragua

El Ministerio de Relaciones Exteriores informa sobre las conversaciones que sostuvo el Gobierno de Nicaragua con una delegación de la Secretaría...