Opinión

Moisés Absalón Pastora

La Semana Santa

Es una oportunidad para proclamar a Jesús como el rey y centro de nuestras vidas