Nicaragua

Nicaragua, el primer país de Centroamérica con facilidades para producir vacunas contra la Covid-19

La noticia fue recibida con júbilo por el pueblo nicaragüense

Revista Estudio TN8
Revista Estudio TN8 |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Nicaragua es el primer país de Centroamérica que cuenta con un laboratorio de tan alta capacidad que ahora producirá vacunas contra el COVID-19.

“Es una razón más para elevar nuestros espíritus como nicaragüenses de ver cómo somos capaces de alcanzar grandes logros con nuestro trabajo y nuestro esfuerzo”,  expresó Laureano Ortega, Asesor Presidencial para Inversiones, Comercio y Cooperación Internacional.

La noticia de que Nicaragua producirá vacunas contra el COVID-19 a través del Laboratorio Mechnikov, fue anunciada esta semana por la dirección del país y recibida con júbilo por el pueblo  nicaragüense.

Explicó sobre el impacto que va a tener para vacunar a la población nicaragüense que así lo quiera. “Este es un proceso voluntario pero poder decir como nicaragüenses que tenemos el laboratorio que produce vacunas altamente eficaces contra el coronavirus nos llena de muchísimo orgullo”, indicó durante la Revista Estudio TN8.

Expresó además que esto va enmarcado en el trabajo de la comisión mixta intergubernamental entre Rusia y Nicaragua, con distintos proyectos desde hace muchos años, entre ellos la construcción en Nicaragua de un laboratorio para la producción de vacunas; en ese entonces antigripales.

“El Instituto Mechnikov desde que inició la pandemia del coronavirus ha estado en permanente comunicación con nuestro Ministerio de Salud, con el Instituto de Seguro Social que es parte de Mechnikov y nosotros en comunicación permanente con el Instituto de Vacunas y Sueros de San Petersburgo, que es nuestro socio con este instituto latinoamericano”, afirmó.

Igualmente dijo que la vacuna más idónea para producir en el Laboratorio Mechnikov es la CoviVac, que es de dos dosis, la cual tiene una buena eficacia para prevenir el contagio y prevenir los síntomas severos de la enfermedad.

También refirió que esto se ha logrado gracias a la estrecha relación que tiene Nicaragua con la Federación de Rusia, con visitas de alto nivel que se realizan, siendo la más reciente en el mes de julio.

Recalcó que desde hace ya tiempo estaba ese contacto entre el Instituto Latinoamericano de Biotecnología Mechnikov y el Centro Federal Científico Chumakov, viendo todos los aspectos técnicos para concretar la producción de vacunas.

“Ya está la materia prima en Nicaragua y continuarán viniendo otros componentes pero ya tenemos aquí el componente principal. Y luego ellos llevarán su proceso que tendrán que hacer todos los ensayos, las pruebas de carácter muy técnico, pero ya es el proceso de producción en sí que llevan todos esos componentes”, afirmó.

“Nuestro objetivo es tener disponible esta vacuna para poder empezar a aplicarla al pueblo nicaragüense en el año 2022. Esperamos que en los primeros meses, en el primer semestre comenzar la aplicación de esa vacuna y tener esa opción adicional”, continuó.

Preparación técnica del Laboratorio

Indicó además el Compañero Laureano Ortega que el Laboratorio Mechnikov tiene el equipamiento necesario para poder trabajar con esta vacuna. Su diseño desde un inicio ya contaba ese nivel técnico apropiado para la producción de vacunas, aunque fuesen de otro tipo.

“Desde su concepción, este es un proyecto que se preveía a largo plazo, con un potencial enorme de crecimiento. Nosotros desde hace dos años y medio que comenzó la línea de producción de las vacunas anti influenza y que ya se han aplicado en Nicaragua y otras se han exportado. Sin duda alguna este laboratorio tiene amplio potencial para ampliar su producción”, expresó.

Así mismo Ortega recalcó que el Gobierno de Nicaragua desde el 2007 expresa esa voluntad para cuidar de la salud del pueblo, con distintos programas que se desarrollan con el MINSA, en que además hay énfasis en la vacunación a todos los rincones del país.

Otro punto importante que resaltó el Asesor Presidencial para Inversiones, Comercio y Cooperación Internacional; es que Nicaragua tendrá con esta producción de vacunas mayor independencia en cuanto al combate al COVID-19, aunque no se descarta que se sigan importando vacunas rusas o de otra índole para seguir protegiendo a la población.

Nicaragua fortalecida con su modelo de salud

Ortega también resaltó que el Laboratorio Mechnikov tiene una capacidad para producir millones de vacunas. Esto permite no solamente pensar en suplir la demanda nacional, sino también poder exportar a la región.

Enfatizó que todo este esfuerzo por la salud con las vacunas, se ha logrado en medio de situaciones adversas contra Nicaragua, como ataques infundados y acciones ilegales que se imponen de afuera.

“Contamos con socios que tienen también una gran experiencia de lucha como nosotros. Que comparten objetivos e ideologías, con los que mutuamente podemos apoyarnos y ser más fuertes”.

Ese apoyo de la Federación de Rusia que refirió el asesor presidencial, es constante y se ve reflejado con distintos proyectos. Entre ellos tratados para alimentos, para transporte y otros convenios que siguen surgiendo, gracias al hermanamiento entre ambas naciones.

mem/ybb

también te puede interesar