Nicaragua

Un paseo por el bosque nuboso

Una de las propiedades de la naturaleza en nuestra Nicaragua está dada por los bosques nubosos, perfectos para disfrutar

Bosque Nuboso del volcán Mombacho
Bosque Nuboso del volcán Mombacho |

Oliverio Celaya |

Los bosques a la par de ser pulmones verdes del Planeta, constituyen escenarios perfectos para los viajeros interesados en el turismo de naturaleza y aventuras, como ocurre en nuestra Nicaragua.

La selva nublada,​ bosque nublado o nimbosilva, bosque mesófilo de montaña, es generalmente un bosque húmedo montano tropical o subtropical, que se caracteriza por una alta concentración de niebla superficial, usualmente a nivel de la canopea.

Los bosques nubosos se agrupan dentro de la denominada pluvisilva. Estos bosques generalmente presentan una abundante cobertura de musgos y vegetación, por lo que también se conocen como bosques musgosos.

Estos se desarrollan con preferencia alrededor de montañas, donde la humedad introducida por nubes en formación es retenida con mayor efectividad.

La definición de «bosque nuboso» puede ser ambigua, pues muchos países no usan este término (prefiriendo denominarlos yungas en Perú o laurisilva en las islas del Atlántico), Bosque mesófilo de montaña en México y ocasionalmente los bosques subtropicales y templados, con condiciones meteorológicas similares, son considerados bosques nubosos.

Típicamente, hay una banda de relativamente pequeña en donde el ambiente atmosférico es más apto para el desarrollo de los bosques nubosos.

Este es conocido por un rocío persistente o nubes a nivel de la vegetación, lo que resulta en una reducción de la luz solar directa y por consiguiente de la evapotranspiración.

Los árboles en estas regiones presentan generalmente raíces más superficiales, más cortas y más pesadas que otros bosques a menor altitud en regiones similares, y el ambiente húmedo promueve el desarrollo de abundantes epifitas vasculares.

A su vez, esto facilita que el suelo se cubra de musgo y helechos, y flores como las orquídeas son comunes.

Los suelos son ricos, pero pantanosos con una preponderancia de turba y humus. Dentro de los bosques nubosos, la mayor parte de las precipitaciones se dan en forma de niebla, la que se condensa en las hojas de los árboles y luego gotea al suelo.

Los bosques nubosos se encuentran en zonas montañosas de casi todos los países centroamericanos.

Normalmente a más de mil metros de altitud. En algunas zonas del sureste de Honduras también hay bosques nubosos, los más grandes se localizan junto a la frontera con Nicaragua.

En Nicaragua los bosques nubosos se dan en la zona fronteriza con Honduras, todavía hay bosques nubosos en algunos cerros de la zona norte, también en el Volcán Mombacho, se localiza el único bosque nuboso de la costa pacífica de América Central.

Indudablemente se trata de una curiosidad de la naturaleza que el ser humano debe aprovecharla, cuidarla y tenerla muy presente, incluso en sectores de su actividad como el turismo.
mem/rfc

también te puede interesar