Nicaragua

Nicaragua y Honduras firman acuerdo binacional contra la malaria

Se trata de un esfuerzo en conjunto para eliminar un enemigo en común, coincidieron las autoridades sanitarias de ambos países

Nicaragua y Honduras firman acuerdo binacional contra la malaria
Nicaragua y Honduras firman acuerdo binacional contra la malaria |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Autoridades del Ministerio de Salud de Nicaragua y de la Secretaria de Salud de Honduras, firmaron este martes un acuerdo binacional para la implementación de acciones conjuntas de vigilancia, control y atención entre ambas fronteras para la eliminación de la malaria, basado en el Derecho Comunitario Centroamericano.

La ministra de salud, Martha Reyes, afirmó que es un compromiso del Buen Gobierno eliminar dicha enfermedad y proteger a la población, sobre todo en el área en que se encuentra la mayor afectación, para lo cual se trabaja de forma integral con la red comunitaria.

En tanto, su homóloga hondureña reconoció que juntos, Honduras y Nicaragua, “avanzaremos en este gran objetivo de eliminar la malaria. Uniendo esfuerzos para atacar a un enemigo común (…) vinculando, articulando esfuerzos y uniendo todas las estrategias que tenemos vamos a lograr resultados positivos”.

El acuerdo contempla la complementariedad en la atención de casos en los puntos fronterizos, asegurar la existencia de los tratamientos antimaláricos y las Pruebas de Diagnóstico Rápido (PDR) e integración de la Red Comunitaria en Prevención y Comunicación de casos en las Comunidades de difícil acceso o que no hay presencia cercana de personal de Salud.

Se realiza a través de la Iniciativa Regional para la Eliminación de la Malaria (IREM), la Secretaria Ejecutiva del Consejo de Ministros de Salud de Centroamérica y República Dominicana (COMISCA) y OPS/OMS, entre otros.

La malaria es una enfermedad parasitaria que involucra fiebres altas, escalofríos, síntomas similares a los de la gripe y anemia.

Es causada por un parásito. Se transmite a los humanos a través de la picadura de mosquitos anofeles infectados. Después de la infección, estos viajan a través del torrente sanguíneo hasta el hígado. Allí maduran y producen otra forma de parásitos, llamada merozoítos. Los parásitos ingresan en el torrente sanguíneo e infectan a los glóbulos rojos.

Los parásitos se multiplican dentro de los glóbulos rojos, los cuales se rompen al cabo de 48 a 72 horas e infectan más glóbulos rojos. Los primeros síntomas se presentan por lo general de 10 días a 4 semanas después de la infección, aunque pueden aparecer incluso a los 8 días o hasta un año después de esta. Los síntomas ocurren en ciclos de 48 a 72 horas.

Esta enfermedad constituye un problema de salud mayor en gran parte de los países tropicales y subtropicales. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) calculan que cada año se presentan de 300 a 500 millones de casos de malaria.
Más de 1 millón de personas muere a causa de esta. La malaria es un riesgo de enfermedad mayor para los viajeros a climas cálidos.

Mel/

también te puede interesar