Nicaragua

Nicaragua condena y rechaza todas las medidas coercitivas e injerencias

Nuestro país "es un estado libre e independiente, soberano y con autodeterminación, y realmente no somos colonia de nadie, ni estado subordinado de ninguna potencia imperial", destacó el Canciller Denis Moncada en entrevista con Telesur

Canciller de Nicaragua, compañero Denis Moncada
Canciller de Nicaragua, compañero Denis Moncada |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Nicaragua condena y rechaza todas las medidas coercitivas e injerencias por parte de países y organismos extranjeros que persiguen desestabilizar el Gobierno, lo que atenta contra la soberanía de un país, enfatizó este lunes el Canciller Denis Moncada en entrevista con Telesur.

Nicaragua es un estado libre e independiente, soberano y con autodeterminación, y realmente no somos colonia de nadie, ni estado subordinado de ninguna potencia imperial. El Estado nicaragüense actúa en base a su Constitución Política, a las leyes y a la función coordinada y armoniosa de su institucionalidad”, dijo Moncada.

Señaló que las detenciones que se han producido y por las cuales se escuchan reacciones internacionales, no son por causa política, es por indicio en la comisión de delitos especificados claramente en las leyes nacionales.

“Quienes están siendo procesados, hay que dejarlo claro, no son candidatos presidenciales, son directivos de organismos no gubernamentales que reciben financiamiento del Gobierno de los Estados Unidos y de la Unión Europea, y los destinan precisamente, para desestabilizar el país”, afirmó Moncada.

El Canciller apuntó que todos los delitos mencionados están tipificados muy claramente en las leyes nicaragüenses y tienen que ver los que atentan contra la seguridad de los ciudadanos y del Estado.

“Son delitos que están relacionados con el encabezamiento y la dirección de golpes de estado, que alteran el orden constitucional, actividades vinculadas con terrorismo, menoscaban la independencia y la soberanía del Estado nicaragüense. Son delitos que conllevan a incitar a la injerencia de potencias y de países extranjeros en los asuntos internos nuestros. Piden injerencias militares, intervenciones militares, demandan sanciones contra el Estado y contra nuestros ciudadanos. En fin, una serie de actividades que lesionan los intereses superiores del estado nicaragüense y que caen o rayan, precisamente en delito precisamente en traición a la patria, que están tipificados claramente en nuestra ley”, detalló.

Remarcó que las instituciones de Nicaragua funcionan en el marco de este Estado soberano, libre e independiente para investigar e impartir justicia y no tienen por qué rendir cuenta a ningún Gobierno extranjero o bloque de Gobierno y a ningún imperio como es de los Estados Unidos.

De igual manera, dijo que Nicaragua es muy respetuoso de los asuntos internos de cada Estado y de sus decisiones soberanas, enfatizando que “no admitimos injerencias externas en los asuntos de Nicaragua, que le corresponde al pueblo nicaragüense y a sus autoridades, a su Gobierno, a sus instituciones resolverlos”.

Rechazo a medidas unilaterales

El Canciller de Nicaragua manifestó que Estados Unidos hace una política de Estado aquellas viejas prácticas de los treinta en sus principales ciudades, es decir del gansterismo para apropiarse de la riqueza de los recursos naturales y energéticos de los países.

El vivir de la invasión y agresión a otros países libres, soberanos e independientes, destruyendo y provocando miles de muertos es su razón de ser.

“Las medidas unilaterales son violatorias del derecho internacional, son violatorias de la Carta de las Naciones Unidas, son violatorias de la soberanía, de la independencia y la autodeterminación de los pueblos. Nosotros las condenamos, las rechazamos. Hemos condenado todas las medidas coercitivas contra la hermana República de Cuba, contra la hermana República Bolivariana de Venezuela, contra Bolivia, en fin, contra todos los países hermanos en América Latina y el Caribe y también hermanos países en el África y otros continentes”, indicó Moncada.

“Rechazamos esas medidas unilaterales, arbitrarias, ilegales e inhumanas, que realmente perjudican y obstruyen el derecho a desarrollo de los pueblos y obstruye la Agenda 20-30 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible en este planeta”, agregó.

Es importante la unidad

Ante las sanciones persistentes sin ninguna legalidad de parte de los Estados Unidos hacia los países para detenerlo Moncada dijo que la unidad es importante, “la unidad, la integración de América Latina y el Caribe, la unidad internacional en contra de esas actividades imperiales es fundamental. Indudablemente hay que defender el multilateralismo, hay que luchar y continuar fortaleciendo también las relaciones internacionales, el respeto a la paz, la estabilidad, la seguridad internacional, la lucha contra la pobreza, contra el cambio climático, en fin, desarrollar la cooperación, la solidaridad y la relación fraterna y armoniosa entre todos los países, tanto en América Latina y el Caribe, como en los demás continentes”.

El imperio norteamericano y el Gobierno pretenden siempre derrotar y paralizar los avances y el desarrollo de los países que van progresando, luchando por restituir los derechos que históricamente que han sido excluidos, de las grandes mayorías de nuestras poblaciones.

“La lucha de nuestros gobiernos es precisamente por el bien común. En Nicaragua el Presidente Ortega, dice: tenemos una opción preferencial de nuestro gobierno por los pobres y esa es la ruta, ese es el destino, por consiguiente, tenemos que mantener el espíritu de unidad, de fortaleza y una lucha constante contra esa agresión, ese injerencismo de los Estados Unidos, otros países y otras potencias, que lo que quieren es utilizar todo su aparataje, todos sus tentáculos tanto del poder mediático como el poder económico y otros políticos y demás para precisamente desestabilizar a nuestros gobiernos, desestabilizar a nuestros pueblos, desestabilizar a nuestras sociedades y evitar que avancemos por una ruta correcta, justa, con derecho social, de libertades, de derecho fundamental de forma integral, de democracia participativa, activa de nuestra población y no democracia de élite como la que ellos ejercitan”, señaló.

Financia ONG para desestabilizar

En ese sentido, Moncada manifestó que Estados Unidos utiliza todo su andamiaje para proyectar, trasladar todo su financiamiento y actividades desestabilizadoras, la USAID es uno de sus instrumentos importantes para mover tentáculos en lo político, económico, organizativo y también el Instituto Republicano Internacional, el Instituto Nacional Demócrata, el Fondo Nacional para la Democracia (NED).

“Son organizaciones, que en el caso de Nicaragua han movido muchos recursos, decenas de millones de dólares, precisamente de los impuestos del pueblo norteamericano, que desconoce e ignora que esos presupuestos de ellos, los dedica el poder, el imperio norteamericano, la élite del Gobierno norteamericano para trasladarlo a otros países, en el caso de Nicaragua, para a través de las ONG, en el caso de Nicaragua, la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, Funides y otros organismos, para desestabilizar”, aseveró.

Indicó que “por mucho que utilicen estos instrumentos que ellos tienen, esos organismos para penetrar financiamiento, millones y millones de dólares, nosotros continuaremos manteniendo nuestra frente en alto, luchando por nuestros derechos, luchando por nuestra soberanía, por nuestra independencia, por nuestra autodeterminación, denunciando esas agresiones, condenándolas y rechazándolas”, reiteró.

Moncada se refirió a la investigación publicada en The Gray Zone por Max Blumenthal, señalando que es una investigación periodística seria que se corresponde con la realidad y que hay una tendencia a mentir en algunos medios de comunicación internacionales y deformar la realidad.

Adujo que el financiamiento que ha dado Estados Unidos y otros países de Europa ha estado destinado a organismos no gubernamentales vinculado con medios de comunicación, principalmente con la familia Chamorro que concentra varios de estos organismos y que sirven como intermediarios para distribuir fondos destinados a la desestabilización del país.

“Esa investigación nosotros la compartimos con mucha vehemencia porque la consideramos muy cierta, muy veraz y una investigación muy seria”, añadió.

Imperialismo trabaja intento de golpe de estado camuflado

El Canciller Denis Moncada expresó que el imperialismo norteamericano de una forma muy sutil, una vez que el Gobierno del Presidente Daniel Ortega retoma el poder en 2006, empezó a tomar medidas de diferentes tipos encaminadas a desestabilizar el país y derrocar el gobierno legítimo y constitucional de Presidente Ortega y últimamente con la Vicepresidenta Rosario Murillo.

“Está clarísimo que ellos realmente no admiten gobiernos como los nuestros en nuestros países, progresistas, de avanzada, de beneficio para nuestra población y pretenden precisamente desestabilizar y no hay derecho de que esta potencia actúen irrespetando el derecho, la soberanía y la existencia de nuestros estados, con nuestros gobiernos legítimos constitucionales y realmente democráticos”, aseguró.

Mencionó que han continuado con el intento de golpe de manera camuflado, pero con la investigación que se realiza y los indicios desestabilizadora de personas, de dirigentes de ONG con financiamiento de Estados Unidos, “tenemos claro que hay una continuidad del golpe de estado, que nuestro pueblo logró precisamente frenar en el 2018, ellos lo han continuado con otros matices y con otras formalidades, pero el intento de golpe de estado continúa”.

“Ellos están deslegitimando desde ahorita las elecciones del 7 de noviembre próximo, están hablando de candidatos que están siendo procesados cuando no es cierto. Es decir, la Asamblea Nacional, el Poder Legislativo nuestro, aprobó la ley de reforma a la Ley Electoral, que también ha avanzado en conjunto y de común acuerdo con los partidos políticos que participan y dentro de las cosas que se ha aprobado el Consejo Supremo Electoral es el calendario electoral, la inscripción y el registro de los candidatos presidenciales está precisamente acordado para hacerlo del 28 de julio al 18 de agosto, eses es el tiempo. Es decir, no hemos llegado a ese tiempo, sin embargo, el imperialismo norteamericano y sus secuaces y sus aliados están hablando que se está persiguiendo a candidatos o precandidatos. Muchos de estos señores ni siquiera no son candidatos ni precandidatos, si acaso es probable que lleguen a aspirantes dispersos en la geografía política partidaria que tienen ellos internamente”, dijo Moncada.

De igual manera, el Canciller expresó que el imperialismo norteamericano presiona y amenaza a muchos países de América Latina y el Caribe para pronunciarse y mantener una actitud diferente a los intereses de los pueblos de América Latina y el Caribe.

Debe prevalecer la verdad

“Nosotros conversamos constantemente con los ministros, los cancilleres tanto de América Latina y el Caribe explicándoles precisamente esta situación, esta realidad, para que prevalezca la verdad y que realmente no se conviertan en cómplices de una actitud de injerencia imperial de los Estados Unidos, de dominación, precisamente, por lo que quieren hacer es prevalecer la Doctrina Monroe de América para los americanos, que en todo caso no es más que el dominio y el control de nuestros países, de sus recursos naturales y demás”, aseveró.

Hizo alusión a que la OEA deja mucho que desear, pues desconoce su propia carta y naturaleza. Además, que fue creada por los Estados Unidos para servir como el ministerio de colonias y ser el instrumento que le facilite el dominio y control de los países de América Latina y el Caribe.

Por lo que la aplicación de la carta democrática, Moncada se preguntó de qué democracia se habla, si es de la democracia americana que impone a sangre y fuego con destrucciones de países y poblaciones enteras y robo de sus recursos, porque la democracia de nuestros pueblos es una democracia participativa, popular, económica, de salud, de educación, técnica, de construcción, de infraestructura en beneficio de la población. Es una democracia integral, no como la que usa la OEA y los Estados Unidos.

Destacó que en Nicaragua este momento se vive todo normal y tranquilo, se continúa trabajando, los campesinos produciendo la alimentación para mayor nivel de seguridad alimentaria, construyendo más vías de comunicación, ampliando la red de carreteras para mejor acceso y posibilidad de exportación, avanza cobertura energética y hacia un cambio energía no contaminante, se va caminando en igualdad de género y se hace frente a la Covid-19 con un sistema de salud muy importante.

“Todas nuestras actividades tienen una enorme participación protagónica de nuestras comunidades, de nuestra población, de nuestros ciudadanos, de nuestras mujeres, de nuestra juventud. Esa es Nicaragua, la Nicaragua que estamos trabajando, produciendo, educándonos, enfrentando la pandemia, desarrollándonos, ampliando nuestras relaciones de amistad con todos los países del mundo…Nicaragua realmente es un país tranquilo, que ama la paz, que se desarrolla, que progresa, que camina y que  amplía las relaciones diplomáticas con todo el mundo en un plano de igualdad soberana de los estados, en un plano de mutuo respeto y de no injerencia en los asuntos internos de los estados que es parte del problema que tenemos ahora en las relaciones internacionales”, finalizó el Canciller.

ale

también te puede interesar