Nicaragua

Productos lácteos nicaragüenses cumplen altos estándares internacionales de inocuidad y calidad

Los productos de la Pasteurizadora La Vaquita y Lácteos JMJ Comercial S.A de la marca Rica son muy apetecidos en el mercado nacional e internacional

exportaciones lácteas de Nicaragua
Exportaciones lácteas de Nicaragua |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La cadena productiva nacional de productos lácteos, que incluye a productores de leche y  acopiadores,  con el acompañamiento del Instituto de Protección y Sanidad Agropecuaria (IPSA) hacen grandes esfuerzos para cumplir con los más altos estándares internacionales en cuanto a inocuidad y calidad.

Los productos de la Pasteurizadora La Vaquita y Lácteos JMJ Comercial S.A., ubicados en Chinandega,  como el queso y el quesillo de la marca Rica son muy apetecidos en el mercado salvadoreño. Esta empresa logra exportar hasta siete contenedores mensuales y otros seis a ciudades norteamericanas como California, Nueva York, Houston y Washington.

El licenciado Joel Aráuz Cruz, gerente de Comercialización y Exportaciones, señala que la alta calidad y los altos niveles de inocuidad con los que elaboran sus productos los convierten en un producto único.

“Hemos tenido muy buena aceptación y sin duda alguna el acompañamiento de las instituciones del estado como el IPSA ha sido fundamental para que el producto cumpla con los estándares de calidad, para poder tener esa aceptación y ese crecimiento en los mercados internacionales”, resaltó.

En esta empresa familiar que ha crecido en los últimos años laboran 40 trabajadores de forma directa, cifra que aumenta en temporada de invierno cuando la producción y acopio de leche es mayor. También brindan sustento laboral de manera indirecta a otras 68 personas.

 “La materia prima que es la leche cruda de vaca la procesamos en queso morolique. En Estados Unidos se vende y se distribuye como un producto nostálgico para los centroamericanos. Es un producto que se consume porque es de calidad. Además, los nicaragüenses, salvadoreños, hondureños que viven allá al consumirlos recuerdan su país”, manifestó.

El IPSA juega un papel importante en este proceso de venta y exportación ya que acompaña con nuevas tecnologías a los productores, con rigurosos análisis de laboratorio para cumplir con los requisitos establecidos por cada país que compra el queso o el quesillo.

 “Estamos bendecidos porque tenemos leche en abundancia. El apoyo de las instituciones llega al pequeño productor y al más grande, entonces esto hace que la producción vaya en incremento y podamos cumplir de una manera efectiva en los mercados de destino y aquí en el país”, destacó.

“Queremos tener productos de alta calidad que cumplan con los estándares internacionales, trabajamos arduamente, buscamos nuevos clientes”, señaló.

Aseguró que el acompañamiento del IPSA ha sido clave en el desarrollo “de nuestra empresa, ya que además como ente regulador nos dan acompañamiento con capacitaciones sobre buenas prácticas de manufactura y todo lo relacionado con la calidad del producto, tanto en inocuidad como en calidad”.

De igual manera el IPSA nos ha brindado un gran apoyo con capacitaciones a nuestros productores, indicó.

Lograr que los quesos y quesillos de la marca Rica tengan gran demanda también se debe al riguroso proceso de elaboración, donde se aspira a que cada instrumento sea el ideal.

“Aquí en la planta tenemos dos procesos: el de queso morolique o duro blando y el proceso de quesillo. Inicia con la recepción de la leche, se pesa la leche para ver cuántos litros trae cada ruta, luego por una tubería de acero inoxidable se envía a los tanques de almacenamiento para su proceso de pasteurización, donde la leche se somete a una temperatura de 73 grados por 15 segundos para luego caer a las tinas de cuajado, luego se aplica el calcio y el cuajo”, detalló Moisés Ordóñez Madrigal, responsable de planta.

La especialista de Inocuidad, Ismania Pichardo, destacó que cada producto es sometido a las diversas pruebas de laboratorio que garantizan que los alimentos tengan la calidad necesaria para ir a la mesa de las familias nicaragüenses y a la exportación.

“El IPSA es garante de que se cumpla con las normativas para que (los productos) vayan con nivel alto de inocuidad”, expresó.

mem/ana

Productos lácteos nicaragüenses cumplen altos estándares internacionales de inocuidad y calidad
Productos lácteos nicaragüenses cumplen altos estándares internacionales de inocuidad y calidad
Productos lácteos nicaragüenses cumplen altos estándares internacionales de inocuidad y calidad
Productos lácteos nicaragüenses cumplen altos estándares internacionales de inocuidad y calidad

también te puede interesar