Nicaragua

Familias disfrutan de las bondades de Xiloá y Xilonem

Estos centros también son ideales para la economía local y de los emprendedores que cada fin de semana proponen disímiles productos a precios asequibles

Centros recreativos
Centros recreativos |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Los complejos Xiloá y Xilonem marcaron las jornadas de las familias capitalinas que este domingo arribaron hasta sus refrescantes aguas para recrearse en un ambiente sano y tranquilo.

En Xiloá, muy contentas se mostraron las familias que este domingo disfrutaron de la belleza de la laguna de Xiloá, sitio acogedor, limpio y seguro, por ello cada fin de semana es frecuentado por los capitalinos, quienes llevan sus alimentos y bebidas.

“Me siento bien estando en el lugar porque te la pasas genial, no se paga a la entrada, nos permiten traer comida y siempre está limpio, nosotros venimos con frecuencia porque a los niños les agrada”, expresó Rosalío Castro.

 “Tratamos de venir con frecuencia, ya es como una tradición venir con la familia, andamos despejándonos la mente y sobre todo dándonos una bañadita porque el calor está insoportable y que mejor lugar que este, porque es cerca de Managua, no se paga para entrar y porque vemos cómo el gobierno ha invertido para que siempre esté limpio”, refirió Catalina Trejos.

Por su parte, el centro turístico Xilonem ubicado en el kilómetro 16 de la carretera a Masaya albergó a una buena cantidad de personas que habitan cerca o lo eligen para pasar un fin de semana diferente.

También una buena parte de las familias que llegan divertirse al lugar llevan sus propios alimentos y líquidos para consumir cómodamente en las casetas que están a disposición de los bañistas.

Richard Antonio Reyes, llegó desde La Borgoña con su esposa y sus hijos para disfrutar este de semana. Dijo que el centro hay una completa seguridad y detalló que lo más importante es que no permiten introducir licor.

Estos centros son ideales para la economía local y de los emprendedores que cada fin de semana proponen disímiles productos a precios asequibles.

En el kiosco número 3 Divino Niño, doña María Auxiliadora Guevara preparaba comida para el almuerzo para los bañistas.

El precio de un almuerzo en ese kiosco que puede ser carne asada, cerdo asado o pollo frito, cuesta 100 córdobas.

ale/ybb

también te puede interesar