Nicaragua

Las frutas en Nicaragua

En un país sumamente colorido, el cromatismo también parte de la amplia variedad de frutas

Colores Que Brinda Nuestra Nicaragua
Colores Que Brinda Nuestra Nicaragua |

Oliverio Celaya |

Nuestra Nicaragua tiene mucho colorido. Tal afirmación incluso puede apreciarse en una amplia gama de frutas que matizan la culinaria del país y enriquecen el sistema alimentario de la población, ahora con fuerte impacto en los visitantes extranjeros.

De ahí que sea obligado un paseo por el panorama frutal nicaragüense, para demostrarnos a nosotros mismos el privilegio de tener un país con tantas frutas, como un perfecto regalo de la tierra y variedad cromática.

Comencemos por los mangos, muy populares en Nicaragua. Se les puede obtener durante casi todo el año, aunque la cosecha alcanza su punto máximo en los meses de marzo y abril.

Hay varios tipos de mangos disponibles en nuestra nación, que se diferencian por sus pulpas, colores, formas, y gustos.

Todos tienen cáscara verde en sus primeros días, y al sazonar pasan por el rojo, el naranja y finalizan en un color amarillo (la pulpa es blanca al inicio, amarilla y finalmente naranja).

Con mayor frecuencia se come fresco, haciéndolo un excelente producto para vendedores ambulantes. El mango que empieza a sazonar tiene un agradable sabor acido-dulce, y se come con un poco de sal; al madurar, el mango es dulce.

El banano podría ser la siguiente sugerencia. En Nicaragua hay varios tipos diferentes de banano, que varían en colores, formas y tamaños.

Gracias a su abundancia y amplia disponibilidad, esta fruta es de amplio consumo y constituye un bocadillo barato, que no necesita preparación.

Sin embargo, los nicaragüenses tienen varias otras formas de preparar los bananos. Una deliciosa bebida se obtiene al mezclar leche con banano licuado; en Carazo, los bananos sobre-madurados se utilizan para la fabricación de vinagre. Este mismo tipo de banano también puede ser horneado y servido con queso caliente.

La planta de banano también tiene otros usos: sus hojas se utilizan para empacar alimentos u otros artículos, y los viejos tallos pueden ser procesados para producir el papel.

En Nicaragua se diferencian los bananos de los plátanos, no como en otros países que es la misma cosa. Los plátanos son familiares de los bananos y su aspecto es similar.

Por su constitución, el plátano se usa sobre todo en la cocina, aunque al estar muy maduro es posible comerlo como fruta fresca. En Nicaragua, de hecho, el plátano constituye una comida básica en casi todos los rincones del país, y se le prepara en la cocina, friéndolo o hirviéndolo.

Le sigue el níspero, una de las frutas con mayor sabor gustoso y delicado en Nicaragua. Aunque a menudo se pela la pulpa antes de comerla, no es necesario quitar la cáscara para poder disfrutarlo.

Por su parte, el jocote es una pequeña fruta (dos a tres centímetros de diámetro), de forma redondeada y alargada, que es ácida en su primera etapa y va tornando a dulce en su madurez.

La piña, a pesar de su exterior grande y áspero, es conocida en todo el mundo por su sabor dulce (un poquito ácido) y suculento.

La papaya es una de las frutas más grandes que se puede encontrar en Nicaragua. Cuando ya está madura, su cáscara (no comestible) es amarilla, y es naranja en el interior.

Y la naranja es una de las mejores frutas para hacer un sano y delicioso jugo. Aunque haya algunos otros empleos para las naranjas, su uso como jugo es lo que la hace tan popular en Nicaragua. La lista de frutos es larga, y el deleite mayor aún.
mem/rfc

también te puede interesar